JUDICIALES  12 de diciembre de 2017

Boudou reiteró que lo obligaron a posar en fotos de su detención

El ex vicepresidente volvió a insistir que las imágenes publicadas por los medios de comunicación fueron ordenadas por el jefe del operativo que lo llevó preso. En su declaración, sostuvo que lo hicieron ponerse de manera intencional delante de una pared en la que había símbolos políticos.

El ex vicepresidente Amado Boudou reiteró que hubo órdenes para difundir las imágenes del momento de su detención, el 3 de noviembre último, al declarar como testigo en su propia denuncia ante el juez federal Sebastián Ramos.

El ex funcionario kirchnerista declaró incluso que, al ser fotografiado dentro de su departamento de Puerto Madero el día de su detención, los prefectos que lo detuvieron le hicieron ponerse de manera intencional delante de una pared en la que había símbolos políticos. 

Boudou dijo que el jefe del operativo “eligió (para las fotos) la pared donde había libros, símbolos políticos, una estatua de Cristina (Kirchner) y elementos identificatorios personales”, y sostuvo que la elección “no fue al azar”.

El ex vicepresidente también aseguró que su detención fue grabada con un teléfono celular y que cuando le dijo a los agentes de seguridad que no hacía falta que lo filmaran porque no iba a resistirse le respondieron que “eran órdenes” y que tenía “que ser así”. 

Boudou fue trasladado poco antes de las 11 desde la cárcel de Ezeiza para presentarse en el juzgado de Ramos y declarar bajo juramento de verdad cómo fue el operativo de su detención, que comenzó a las 6.30 del 3 de noviembre, cuando le tocaron el timbre de su casa.

El ex vicepresidente relató que cuando la Prefectura entró en su casa el se encontraba con su suegra (que estaba durmiendo en un colchón inflable en el living) y su pareja, Mónica García de la Fuente, que está embarazada.

El ex funcionario sostuvo que los efectivos de Prefectura, primero, no le permitieron esperar a que le dijera a su suegra que se fuera con su hija a la habitación -aunque avanzado el allanamiento se lo permitieron-, y que el jefe del operativo recibió decenas de mensajes y llamadas telefónicas que en un momento dado decidió dejar de responder. .

Ramos investiga la denuncia que presentó Boudou por la difusión de imágenes que lo mostraron descalzo y en pijama, tras abrir la puerta a los efectivos de Prefectura que lo detuvieron en su departamento de Puerto Madero.

Por el momento, en la causa están imputados los cuatro prefectos que participaron del operativo y se pidió peritar los celulares que tenían en ese momento para determinar a quiénes enviaron mensajes. Durante la declaración testimonial, a Boudou se le exhibieron las fotos de los prefectos Diego Muñoz, Diego Fiorotto, David Fernández y Gabriel Montes, para que indicara si recordaba cuál fue el rol de cada uno durante su detención. 

Boudou volverá a ser trasladado a los tribunales de Retiro el jueves próximo para ser indagado por el mismo juez que ordenó detenerlo, Ariel Lijo, en otra causa en su contra, por el supuesto uso de facturas truchas para justificar gastos en el exterior cuando era ministro de Economía.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »