INTERES GRAL  3 de abril de 2018

Se temía lo peor, pero el satélite chino se desintegró en la atmósfera

El laboratorio espacial del país asiático cayó en el sur del océano Pacífico luego de hacerse añicos al tomar contacto con el planeta.

El pánico por la posible caída descontrolada del laboratorio espacial chino en algún centro urbano se desintegró al igual que el artefacto cuando este entró a la atmósfera y sus restos terminaron en el sur del océano Pacífico.

De acuerdo con la Oficina de Viajes Espaciales Tripulados de China, la mayor parte del Tiangong-1 se destruyó al entrar a la atmósfera debido a la fricción a alta velocidad, aunque algún pequeño elemento siguió su camino y cayó sobre las aguas, luego de haber trazado una ruta norestesudoeste y haber sobrevolado Argentina y Chile.

El laboratorio espacial, de 8,5 toneladas de peso y 10,4 metros de longitud, dejó de estar operativo en marzo de 2016 y, desde entonces, orbitaba sin control alrededor de la Tierra, por lo que, cuando se aproximó el momento de su caída, se temió que provocara algún desastre. Miedo que quedó desechado cuando la aeronave se convirtió en cenizas.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »