INTERNACIONALES  22 de abril de 2018

“Marito”, el nuevo presidente de Paraguay

Mario Abdo Benítez, candidato a Presidente de la República por el Partido Colorado, es el virtual ganador de las elecciones generales, según el conteo preliminar de la transmisión de resultados electorales preliminares (TREP).

 

Teniendo en cuenta el 96% de las resultados de las mesas de votación, “Marito” se impuso en las elecciones generales ante su principal contrincante Efraín Alegre, de la Alianza Ganar.

El candidato del Partido Colorado obtuvo 1.147.840 votos, (46,52%) según el TREP. Efraín Alegre obtuvo 1.053.758 (42,71%), 96% de las mesas.

El presidente del TSJE manifestó en conferencia de prensa que este resultado es "irreversible", aunque aun faltan 200 mesas por contabilizar.

Mario Abdo Benítez llegó a ser senador nacional y se ganó la confianza de mucha gente por mantenerse en la disidencia de su partido al mandato de Horacio Cartes, pero luego de ganar en las internas se alió con él.

¿QUIÉN ES EL NUEVO PRESIDENTE?

Estudió Marketing Político en Estados Unidos y es propietario de dos empresas: Almacenamiento y Distribución de Asfalto, Aldia SA (1997), y Creando Tecnología SA, Createc SA (1998).

Durante tres años obtuvo adjudicaciones del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y en la Comuna Capitalina por el importe de G. 86.972.202.975 y G. 17.857.930.170. Luego de su alejamiento del presidente Horacio Cartes, las adjudicaciones del Estado cesaron, pero sus firmas continuaron proveyendo materiales a algunas municipalidades.

Se casó, primero, con Fátima María Díaz Benza, con quien formó una de sus empresas y tuvo dos hijos: Mario y Santiago. Después de divorciarse, volvió a contraer nupcias, esta vez con Silvana López Moreira Bo, su actual esposa.

SU RELACIÓN CON LA DICTADURA

Marito es hijo de Mario Abdo Benítez, quien por largos años fue el secretario privado del dictador Alfredo Stroessner Matiauda. Su padre integró el denominado “Cuatrinomio de Oro”, junto a Sabino Augusto Montanaro, Adán Godoy Giménez y Eugenio Jacquet, todos hombres de confianza del dictador. Mario Abdo (h) tenía 16 años cuando cayó Stroessner en 1989.

En el 2004, cuando dio sus primeros pasos en el ámbito político, integró el movimiento Reconstrucción Nacional Republicana. Luego en las internas partidarias del 2006, fundó el movimiento Paz y Progreso, junto con Alfredo “Goli” Stroessner, nieto del dictador, usando el eslogan del régimen stronista.

A pesar de evitar constantemente el tema de la dictadura, aseguró en su momento que nadie puede reivindicar los abusos, las persecuciones y las faltas a los derechos humanos.

TRAYECTORIA POLÍTICA

En el 2008, fue vicepresidente de la Asociación Nacional Republicana (ANR) mientras estaba al frente Lilian Samaniego. En el 2013, ganó una banca en el Senado con una lista propia en el movimiento Honor Colorado (HC), de Horacio Cartes.

Ya ubicado en la Cámara Alta, lideró la disidencia colorada enfrentando al oficialismo cartista. Llegó a ocupar la presidencia del Senado por el periodo 2015-2016. En el Congreso tuvo adeptos, como Juan Carlos "Calé" Galaverna, Silvio Ovelar, Enrique Bacchetta, Blanca Ovelar y Arnoldo Wiens.

CONTRADICCIONES

Antes de las internas coloradas, cuando su mayor contrincante era Santiago Peña –cuya candidatura fue apadrinada por Horacio Cartes con todo el aparato estatal–, Mario Abdo aseguró que si ganaba no habría “abrazo ni unión” con la impunidad.

Sus declaraciones hacían referencia a Honor Colorado (HC), movimiento oficialista que en su lista tenía como candidato a Óscar González Daher, expulsado de la Cámara Alta tras difundirse los audios que evidenciaban negociados en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, donde el referido ejercía la titularidad.

Sin embargo, tras ganarse la confianza de la ciudadanía de que no se uniría con los integrantes de Honor Colorado, el “abrazo republicano” no se hizo esperar, y Mario Abdo no solo cedió al famoso “abrazo”, sino que se empapó con la impunidad al mantener como número 5 de su lista de senadores a Óscar González Daher.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »