POLITICA   3 de mayo de 2018

Cambio de ánimo en la Casa de Gobierno

Hay alivio por recálculo  de gobernadores sobre tarifas, que dejaron de hablar de economía y se centraron en lo partidario. 

Por Gabriel Calisto 
@gcalisto 

De la desazón al entusiasmo pasó el clima dentro de la Casa Rosada sobre la discusión en el Congreso por los tarifazos. Mientras la oposición tenía un día para celebrar, con dictamen asegurado en la Comisión de Presupuesto, el ala política del gabinete nacional negociaba con los gobernadores.

A diferencia de lo sucedido siete días antes, este miércoles los interlocutores encontraron a mandatarios provinciales dispuestos al diálogo y más. La diferencia de posturas fue evidente. La semana pasada se decía que "la discusión es en el Congreso, y la Rosada no tiene por qué intervenir", en tanto que ayer se señalaba: "Queremos resolverlo entre los ejecutivos. Apuntamos al diálogo y a una salida consensuada".

La confirmación del jefe de gabinete, Marcos Peña, de utilizar el veto presidencial para cualquier ley que frene el rumbo de la quita de subsidios, terminó de completar el giro propuesto. El gobierno buscaba no sólo retomar el centro del ring político, sino dejar de lado la discusión económica del tema, y centrarla en el terreno partidario.

"Ya no se trata de si se pueden pagar o no, una vez que el veto está anunciado pasa a ser solamente una cuestión de la oposición buscando un daño político al gobierno, y otra foto de los gobernadores asociados al kirchnerismo", dijeron a Crónica desde la Rosada. El esquema pareció surtir efecto. Mientras en la comisión los diputados de los distintos bloques se trenzaban en diversas discusiones, la presión de los ministros sobre los jefes provinciales empezaba a rendir sus frutos.

"No creo que Juan Manzur (de Tucumán), Juan Manuel Urtubey (Salta) o Juan Schiaretti (Córdoba) quieran desfinanciar al Estado", había dicho Peña. El primero en hablar fue el cordobés, quien salió en una radio nacional a decir que "el único que puede decidir sobre las tarifas es el Ejecutivo", en un giro de 180 grados sobre sus mismos pronunciamientos del jueves pasado, cuando fue anfitrión de una cumbre de legisladores peronistas.

Casi al mismo tiempo que se emitía dictamen llegaba el segundo puñal: "Bajar el IVA para sostener esto no es la solución tampoco, ni el nacional ni el provincial, el problema es moderar los aumentos porque si no seguimos desfinanciando al Estado", dijo Urtubey en radio La Red.

Desde la Rosada celebraron cada declaración como una victoria, y agregaban: "Es importante que hablen porque le quitan fuerza al dictamen". ¿Qué cambió y cómo afectará la negociación el bolsillo de la gente? Todo eso está por verse.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »