POLITICA   30 de mayo de 2018

Facturas truchas: volvieron a llamar a indagatoria a Boudou

El juez federal Ariel Lijo citó a una nueva indagatoria al ex vicepresidente Amado Boudou en la causa en la que investiga la presentación de facturas truchas en la rendición de viáticos cuando era ministro de Economía.

El juez federal Ariel Lijo citó a una nueva indagatoria al ex vicepresidente Amado Boudou en la causa en la que investiga la presentación de facturas truchas en la rendición de viáticos cuando era ministro de Economía. Asimismo, el magistrado convocó a Boudou para el próximo 14 de junio a las 10:00, en tanto que llamó para el mismo día a las 12:00 a Héctor Eduardo Romano, que también deberá rendir cuentas en la Justicia.

El ex vice está imputado por "haber defraudado a la administración pública, mediante la presentación de declaraciones juradas con datos falsos y comprobantes de pago apócrifos". Según la investigación, para ello se habrían insertado "datos falsos en las declaraciones juradas de rendición de gastos". Boudou ya había declarado en el caso el pasado 14 de diciembre, cuando dijo ser "ajeno" a la presentación de las facturas truchas.

De acuerdo a la causa, se habrían falsificado dos facturas del hotel "Bel-Ami" de París, Francia, por 9.395 y 6.943,23 euros, respectivamente, y una factura a favor del intérprete Eduardo E. Kahanne, por un monto de 3.300 euros, las cuales habrían presentado en la rendición de gastos. Todo corresponde al viaje a París que hizo Boudou entre el 17 y el 21 de febrero de 2011.

En el expediente consta que el ex vice habría presentado una factura suscripta por Romano, en su carácter de jefe de Secretaría Privada del Ministerio de Economía, a favor de Kahanne por su actuación en la reunión de ministros de Finanzas y Gobernadores de Bancos Centrales del G20, la cual fue desconocida por el intérprete. Kahanne manifestó incluso que la factura había sido falsificada y que él solamente había cobrado 1.900 euros por los servicios brindados.

 

En tanto, Kahanne aportó copia del recibo que habría realizado en aquella ocasión: de esta manera Boudou y Romano se habrían quedado con la diferencia de 1.400 euros.  En tanto, el hotel "Bel-Amie" desconoció haber emitido esas facturas para el Ministerio de Economía, dando origen de esta manera a un nuevo escándalo de corrupción alrededor del ex presidente de la Argentina. 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »