POLITICA   31 de mayo de 2018

Ley de Emergencia Tarifaria: Dalmacio Mera ratificó su postura

No es un tema novedoso este de las tarifas. Venimos desde hace un año y medio distintos senadores con distintos proyecto planteando la complicación que trae la cuestión del sinceramiento de las tarifas.


Lo primero que quiero decir sobre la supuesta constitucionalidad descuento que para la presidencia se trata de un proyecto que no tiene ninguna interpretación de tipo constitucional ya que no fue girado a la comisión de asuntos constitucionales.

Más allá de este dato no menor el tema es saber si estamos en emergencia o no, si están dadas las condiciones para declarar la emergencia económica en materia de tarifas a raíz de la realidad económica. Nosotros entendemos que si.

No es un tema novedoso este de las tarifas. Venimos desde hace un año y medio distintos senadores con distintos proyecto planteando la complicación que trae la cuestión del sinceramiento de las tarifas.

Sinceramiento que acompañamos, que entendíamos que correspondía, que había una política de subsidios que estaba agotada, que había generado un proceso importante de recuperación pero que  también había generado inequidades.

Terminaron pagando más en los lugares más pobres y menos en los lugares más ricos y entendíamos que el sinceramiento podía ayudar a esa realidad.

Ahora. Ese sinceramiento fue pensado para un contexto que nunca se verificó 
Apoyamos y dimos las herramientas necesarias para esa visión que tenía el gobierno nacional que incluía la “lluvia de inversiones” la “reactivación económica”, la “baja de la inflación” y… “el sinceramiento de las tarifas”.

Nunca se verificaron los datos bondadosos de la economía, todo lo contrario. El contexto económico se convirtió en totalmente adverso.

En este bloque señora presidenta lo hemos dicho muchas veces. “Coordinen el equipo económico”, “no trabajen con una economía diseccionada”, “todas las variables tienen que ver con todo”. 
Ahora nos encontramos con la situación que en muchos lugares del país no se pueden pagar las tarifas así como están.
Entendemos que en este contexto hay que declarar la emergencia, que las tarifas tienen que tener un límite atado a la variación del salario mientras mejoren las condiciones económicas.
No puede ser que las empresas del Amba estén ganando lo que están ganando y los usuarios estén debatiendo si pagar la salud, o las tarifas o si pedir un préstamo para pagar las tarifas-
También debo decir que el proyecto que llega a este recinto no satisface, en lo que a mi me respecta y según lo que afirmaron también las partes que expusieron en las reuniones de Comisión. 
Es un proyecto para el AMBA. No viene este proyecto a resolver la inequidad que existe hace más de diez años en el sistema tarifario. Hace más de diez años que los catamarqueños  pagamos más que los porteños.
Este proyecto no resuelve este problema. Cuanto menos es confuso. No da la certidumbre necesaria que debiera contener para que el catamarqueño o cualquier argentino que vive afuera de Capital Federal o de la Provincia de Buenos Aires sepa que, si esto sale, le va a impactar positivamente en su bolsillo.
Pareciera que esto no va a ser así. Cuanto menos iría a una judicialización por lo que voy oportunamente a plantear algunas reformas al proyecto. 
Pero creo que también con el correr de los días esta discusión se ha convertido en una discusión de poder. Desgraciadamente terminamos una vez más discutiendo posiciones de poder dejando de lado el usuario que es quien al que tenemos que atender. 
Debemos traernos de nuevo a la mesa de conversaciones, garantizar la productividad y la competitividad de toda la Argentina. No puede ser que las tarifas sean y sigan siendo más del doble de caras en Catamarca que en la región más rica de la Argentina. 
Por eso también debemos plantear una transferencia de lo que es Edenor y Edesur como también de Aysa a la región del AMBA.
Por último yo quisiera que podamos mejorar un poco el nivel de debate y aflojar con la chicana. El presidente de la Nación con sus declaraciones no ayuda. No ayuda a que generemos un clima de diálogo a un año y medio de las elecciones. Aflojemos de hablar de reelecciones. El País no está pasando por su mejor momento, estamos en problemas. Queremos ayudar. Queremos colaborar. 

Pero si vamos a entrar en clave electoral esto no va a terminar bien. 
Vamos a estar discutiendo el intercambio que hubo entre un presidente y una ex presidenta de la Nación hoy compañera nuestra de trabajo. 
Ambos por otra parte nos deben una foto básica de institucionalidad, no fueron capaces de ponerse de acuerdo para transmitir los mandos.
A ambos les pido, con todo respecto, reconociendo la magistratura que han ejercido y ejercen… “bajemos un cambio”. 
La gente está esperando soluciones. Esta es una oportunidad para que fijemos una política de servicios públicos que hace cincuenta años va de izquierda a derecha y es la oportunidad para que nos pongamos de acuerdo para que las tarifas puedan ser una herramienta para el desarrollo.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »