JUDICIALES  19 de junio de 2018

Panchito era torturado desde hace tiempo por su Padrastro

En la jornada de ayer, testigos contaron que Panchito habría sido sometido a graves malos tratos y agresiones físicas por parte de su padrastro, pero lo curioso es que también señalaron a su madre como agresora de la víctima.

Andrea Yanina Ceballos, la profesional médica que estaba de guardia la fatídica noche en que ingresó “Panchito” sin vida al nosocomio de Saujil. 

Ceballos dijo ante el tribunal que la víctima presentaba hematomas de viaja data en distintas partes del cuerpo, así también en la cabeza, por lo que desde un principio se sospechó que podría haber muerto como consecuencia de un fuerte traumatismo, aunque finalmente la autopsia reveló que la causal de muerte se debió a un shock hipovolémico “provocado por el desgarro de la aorta, lo que podría haber sido provocado por un golpe”, aseguró. 

Por otro lado, también declararon vecinos de la familia, quienes coincidieron en haber escuchado gritos desgarradores por parte del niño. 

Mario Nieva, abogado querellante, sostuvo ante los medios: “Fue muy desgarrador presenciar los testimonios de los vecinos. Ellos escucharon los gritos de desesperación del niño. ‘Chui, chui’ fue lo último, y no se escuchó mas nada. Además de las lesiones brutales, en temperaturas casi bajo cero, introdujo en agua helada a la criatura”.

Según el letrado, quedó demostrado que la mujer era víctima de violencia de género, ya que García la tenía amenazada y sometida.

También prestó declaración la abuela materna del niño, quien dio cuenta del hostigamiento al que era sometida su hija, aunque ésta no la definió como violenta con la criatura. 

Durante el debate el imputado se abstuvo de declarar, pero leyeron lo que manifestó durante la instrucción de la causa, negando su autoría.

El pequeño Claudio Francisco Moreno habría sido dejado al cuidado de García el 27 de mayo de 2017, en la vivienda que compartía con la madre del niño en Saujil (Pomán), ya que la joven se encontraba trabajando. Pero la jornada tuvo el desenlace más terrible e inesperado: el joven arribó al hospital zonal con el niño inerte en brazos y con claras señales de haber recibido una dura golpiza.

La médica confirmó que “’Panchito’ no estaba bien cuidado. “Presentaba una mala nutrición, además de un estado físico y psicológico muy desmejorado. Sé que al niño lo habían llevado otras veces a la guardia, e incluso llegaron comentarios de que lo golpeaban cada vez que pedía comida”, dijo. 

Finalmente, consideró que “por las pruebas vistas y los comentarios, creo que el chico era torturado, era sometido a violencia infantil y eso le provocó la muerte”.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »