MUNDO  4 de julio de 2018

Tailandia: evacuación de película para nenes atrapados en cueva

Como un tramo de la cavidad subterránea sigue inundado, evalúan enseñarles a bucear a los 12 niños. Además, les enviaron víveres para ir recuperando fuerzas. Mirá todos los detalles.

Los 12 niños y su entrenador de fútbol, encontrados vivos tras haber pasado nueve días sin víveres en una cueva inundada del norte de Tailandia, tienen que ir recuperando fuerzas antes de iniciar una delicada evacuación bajo el agua.  

"Nuestra misión de búsqueda fue coronada con éxito, pero todavía nos queda sacarlos de ahí”, declaró el gobernador de la provincia de Chiang Rai, Rarongsak Osottanakorn, jefe de la célula de socorro, satisfecho por haber logrado esta “misión imposible”.   

 

La madre de uno de los niños atrapados recibe la imagen desde la cueva.(AFP)

Un grupo de médicos llegó a donde están los niños para evaluar su capacidad para bucear, a partir de este martes o dentro de unos días, dependiendo de sus fuerzas. Se llevaron equipos de buceo al interior de la cueva, víveres y medicamentos. “Hay que entrenarlos [...] Veamos de qué son capaces”, agregó el gobernador. 

Mientras, los socorristas siguen bombeando el máximo de agua de la cueva para facilitar su salida. Tendrían que recorrer los 4 km que los separan de la salida, que tiene un tramo inundado.  

Familiares tras recibir las buenas noticias.(AFP)

Este martes está prevista la instalación de una línea directa, de varios kilómetros de largo, en la galería principal de la cueva con el fin de que los niños puedan comunicarse con el mundo exterior, especialmente con sus padres. 

No obstante, las posibilidades de que puedan salir este martes son escasas. El nivel actual del agua implica un recorrido submarino que un buzo experimentado haría en seis horas, precisaron los socorristas. 

Los niños encontrados necesitan recuperar fuerzas.(AFP)

"Como un equipo"

Nopparat Kantawong, el entrenador principal del club de fútbol de los niños, afirmó estar convencido de que, el hecho de que los niños practicaran un deporte de equipo jugó un papel esencial en su supervivencia. 

"Estoy tan feliz. Les enseñamos a quererse los unos a los otros, como un equipo”, declaró a la televisión nacional. A eso se añade el hecho de que “el fútbol es un deporte de luchadores”, recalcó el entrenador, que esperará a los niños delante de la cueva, como muchos familiares.  

Los niños, de entre 11 y 16 años, fueron hallados el lunes por la noche junto a su entrenador, de 25 años, por buzos británicos, “sanos y salvos”, a más de 4 km en el interior de la cueva.  

El grupo se encontraba en un saliente situado lejos, en los meandros de la gruta, ubicada en la frontera con Birmania y Laos, donde se quedaron bloqueados el 23 de junio por la subida de las aguas. 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »