LOCALES  6 de julio de 2018

PONCHO: El control sobre higiene y alimentos en puestos de comidas será estricto

Desde la administración de Bromatología se trabaja en la disposición de los espacios disponibles y de las exigencias que deben cumplir los beneficiados, el incumplimiento de las mismas dará lugar a multas y cierre de puestos.

A días del inicio de la Fiesta Nacional e Internacional del Poncho se desarrollan las tareas de organización de los puestos de venta de alimentos que se disponen en la zona aledaña y en el interior del Predio Ferial. 

La higiene y conservación de los alimentos es uno de los aspectos que se controlarán estrictamente, mientras que la titularidad de las personas a las que se les otorga un espacio deberá ser conservada y no podrá ser transferida. 

Desde la administración de Bromatología se trabaja en la disposición de los espacios disponibles y de las exigencias que deben cumplir los beneficiados, el incumplimiento de las mismas dará lugar a multas y cierre de puestos.  

Los beneficiados y el área de la comuna capitalina firmaron un documento en el que se comprometen a mantener las condiciones de salubridad y atención al público. 

Los puestos de venta de comida representan una de las mayores atracciones de los visitantes en la Fiesta del Poncho, por lo que en esta edición se reforzarán los controles desde la administración. 

Sergio Gallo, administrador de Bromatología municipal, comentó al respecto que “hemos hecho firmar un contrato, por decirlo de alguna manera, donde queda establecido quiénes son las personas  que van a explotar el rubro y les hemos dado un listado de exigencias básicas para los elementos”. 

En cuanto a los alimentos, el funcionario explicó que “entre esos se encuentran la cadena de frío si van a vender choripán o algún producto que necesite frío, si o si van deben estar refrigerados. Con el tema de los aderezos, les pedimos ahora y le vamos a exigir luego que no se venda el aderezo suelto si no que sea todo en sachet, envasado de origen. También hemos hablado de lo que es la manipulación en la vestimenta, el agua potable para poder lavar los insumos y lavarse las manos también”. 

Sobre los controles, Gallo comentó que “esta va a ser una tarea importante porque es difícil, porque en un clima donde hay viento y tierra, gente que pasa en autos  mantener la salubridad de los alimentos es muy complicado, por eso hemos pedido el cumplimiento del listado de exigencias básicas y vamos a controlar que se cumplan”. 

Durante la jornada se realizarán controles de manera permanente, al respecto el responsable de Bromatología señaló que “en caso de detectar anormalidades en los puestos, por ejemplo si se subalquilo el puesto porque hay gente que desgraciadamente lo hace, lo vamos a retirar, esto se debe a que está determinado para una persona y no puede ser otra la que esté trabajando. En estos casos vamos a trabajar con la gente de Inspección General. En el caso de detectar irregularidades en los productos ahí si vamos a sacar las cosas del lugar, vamos a labrar una multa a la persona que haya pretendido venderlo”. 

En los espacios de comida ubicados en el interior del predio los inspectores controlarán los alimentos, ya que la licitación está a cargo de los organismos provinciales.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »