GENTE  28 de mayo de 2015

El cuerpo del poeta Pablo Neruda sigue sin ser inhumado

Los restos del poeta chileno fueron sometidos a análisis para saber si había muerto envenenado. La familia pidió nuevos peritajes.

A pesar de que en febrero un juez chileno ordenó inhumar los restos de Pablo Neruda, esto aún no se ha cumplido, por lo que el Nobel de literatura sigue sin descansar en paz.

La Fundación Neruda exigió que los restos de Neruda sean inhumados nuevamente y de manera inmediata a través de un comunicado enviado a una agencia de noticias, en el que argumenta que, a más de dos años de que el cuerpo fuera exhumado para determinar la causa de muerte, es hora de que Neruda descanse en paz en su casa en la ciudad costera de Isla Negra.

 

Pablo Neruda murió en la clínica privada Santa María en septiembre de 1973, a pocos días del golpe de Estado encabezado por Pinochet, y sus restos fueron exhumados en el 2013 luego de quien fuera su asistente, Manuel Araya, declarara que el poeta había sido asesinado.

Araya contó al semanario mexicano Proceso que a Neruda le habían aplicado una inyección letal y que no creía que el cáncer de próstata que padecía le hubiera causado la muerte. Pero las pericias realizadas al cadáver de Neruda luego de su exhumación no mostraron rastros de ninguna sustancia que hubiera podido causarle la muerte.

Lo cierto es que la demora en la sepultura de los restos de Neruda se debe a que, pese al pedido de la Fundación, que siempre sostuvo que Neruda había muerto como consecuencia del cáncer de próstata, los familiares solicitaron nuevas pericias, apoyados por otros grupos que también sospechan de la causa del deceso del poeta.

A esta altura, será una corte de apelaciones la que determinará si Neruda será enterrado nuevamente o si se le practicarán nuevas pruebas.



 

 

 

 

    
 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »