POLICIALES  13 de agosto de 2015

Eran dos las mujeres policías acusadas de vejaciones

Al menos otra mujer policía y un chofer de la sede serían imputados por violación de domicilio y privación ilegítima de la libertad.

Luego de la grave imputación que se impusiera sobre una mujer policía de la comisaría Décima, acusada por dos mujeres de gravísimas vejaciones, en las que las habrían obligado a desfilar desnudas en el interior de la sede policial, se busca al resto de los responsables de estos vejámenes, por lo que esta semana se llevarán a cabo ruedas de reconocimiento de las que participarán las denunciantes, con el objetivo de identificar a los efectivos policiales responsables de las humillaciones que padecieron.

Según dieron a conocer fuentes judiciales ligadas a la investigación, las denunciantes señalaron que hubo una mujer policía más -además de Gabriela Santillán, que ya fue imputada- que participó activamente de los ultrajes que habrían padecido, lo que habrían llevado a cabo con la colaboración de un chofer, que las habría acompañado a perseguir a las jóvenes y se introdujo en la casa de éstas ilegalmente, para luego subirlas al móvil policial y llevarlas a la dependencia donde habrían tenido lugar los hechos. 

Se espera que con estos procedimientos las denunciantes tengan oportunidad de señalar en rueda a los efectivos que aún no fueron imputados.

A estos efectos, la Fiscalía de Instrucción Nº 9, a cargo de Roberto Mazzucco, solicitó a la sede policial comprometida una nómina en la que figuren los nombres de cada uno de los uniformados que prestó sus servicios el día de los presuntos hechos.


Imputada

Es importante recordar que la policía que ya fue imputada por este caso responde por los delitos de “violación de domicilio, abuso de autoridad, privación ilegítima de la libertad agravada y vejaciones”.

Las jóvenes aseguran que fueron a hacer un trámite a la sede policial y al retirarse, no saludaron a Santillán y tampoco le hicieron caso cuando les ordenó que se coloquen el casco protector.

Éste habría sido el puntapié inicial de la pesadilla que las jóvenes denunciaron, ya que las habrían llevado a golpes a la comisaría y las habrían obligado a desfilar desnudas mientras les pegaban y gritaban.


Santillán

La causa ya tiene una policía imputada, Gabriela Santillán, quien ya se encuentra en libertad, pero sigue siendo investigada por las gravísimas denuncias.


Esperan fecha para preventiva de policías acusados de torturas

La Fiscalía de Instrucción Nº 2 ordenó que se realice la audiencia de prisión preventiva para los cuatro policías imputados por el delito de “torturas” en perjuicio de Ricardo Paucará, el joven de 30 años que resultó con graves heridas que lo mantuvieron hospitalizado por semanas.

Según se informó, se aguarda que desde el Juzgado de Control de Garantías se otorgue una fecha de audiencia, lo que sucedería en los próximos días.

Los efectivos policiales Cristian López, Marcelo Picón, Julio Ponce y Lucas Valdez son investigados por el fiscal de Instrucción, Mauricio Navarro Foressi, sindicados por privación ilegítima de la libertad seguida de torturas, luego de la denuncia realizada por Paucará, quien habría sido detenido ilegítimamente en la vía pública por los uniformados, que tras llevarlo a la sede policial de la que dependen, lo habrían sometido a severos golpes y torturas. Al ser llevado al hospital, los médicos que lo asistieron debieron intervenirlo en varias ocasiones, porque los golpes recibidos en el estómago le causaron la pérdida de gran parte de su intestino delgado.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »