CLIMA  5 de noviembre de 2015

En esta última semana, las precipitaciones sumaron 43.1 milímetros

Según el Servicio Meteorológico Urbano, a partir de hoy habría mejoras en las condiciones. En el este, otra vez los caminos presentan dificultades.

Oficialmente, la temporada de lluvias ya llegó y se hace sentir en la Provincia. Esta intensidad se debe al fenómeno climático de la Corriente del Niño que, para este verano, augura varias jornadas pasadas por agua. En esta última semana, las precipitaciones sumaron 43.1 milímetros y, en lo que va del año, la marca es de 404.5 milímetros.

El Servicio Meteorológico Urbano, dependiente de la Universidad Nacional de Catamarca, con estos registros anunció formalmente el inicio de la nueva temporada de lluvias para el Valle Central y parte de la Provincia, sobre todo el este catamarqueño. Tras una semana con días lluviosos, se pronosticó una mejora en las condiciones meteorológicas a partir de hoy y buen tiempo durante el fin de semana venidero. Se aclaró que aún no se superó el promedio medio anual de lluvias –que es de 450 milímetros para el Valle Central-, pero estiman que se podría alcanzar (incluso superar) antes de fin de año. En lo que va de 2015, febrero fue el mes más lluvioso, con un registro de 132.4 milímetros.

Para este verano, el Servicio Meteorológico Urbano con base en los pronósticos efectuados por el Servicio Meteorológico Nacional, pronosticó que habría días "más húmedos” que otros, y cálidos. Esto se debe al efecto de la Corriente del Niño. De acuerdo con los registros históricos, se trata de uno de los cuatro eventos más fuertes de los últimos 50 años. Dada esta condición, se estima que la zona del noreste catamarqueño sería la más afectada, teniendo en cuenta que se trata de una región con otro clima e influencias del norte y del este del país.

Con las últimas lluvias reflotó el viejo problema de calles anegadas, más en la Capital. En tanto que en Andalgalá, la intensa lluvia registrada durante la noche del martes y la madrugada del miércoles tuvo consecuencias menores en el departamento. Las precipitaciones comenzaron tenuemente el domingo a la mañana y se prolongaron hasta la jornada del miércoles, sin generar inconvenientes en los servicios de energía ni agua potable.

La Ruta Provincial N° 46 que une Andalgalá con Belén fue la más perjudicada por la crecida de los ríos. Con maquinaria vial de la delegación de Vialidad de la Provincia se trabajó en el tramo para garantizar el tránsito. El arroyo de Huaco que atraviesa el corazón del departamento y el río de La Cañada vieron incrementado su caudal durante la mañana del miércoles. 

Alerta para la Provincia

El Servicio Meteorológico Nacional informó tras el cese de alerta (que estaba vigente hasta ayer), que para la zona cordillerana de Catamarca se prevé que continúen registrándose vientos intensos del sector oeste con velocidades de entre 60 y 90 kilómetros por hora. Se estima que estas condiciones se mantendrían hasta hoy, con disminuciones temporarias.

El Servicio Meteorológico local pronosticó mejoras a partir de hoy y buen tiempo para el fin de semana.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »