ACTUALIDAD

3 de abril de 2017

Sale a la luz la compra de más armamento, ahora para “fuerzas de paz”

Luego de conocerse la intención del Gobierno de gastar 2 mil millones de dólares en armamento para sus fuerzas de seguridad, ahora van por más. El ejecutivo desea comprar armas para el escuadrón “de paz” Cruz del Sur.

Hace muy pocos días se dio a conocer un listado de las armas que desea comprar Argentina a los Estados Unidos para diferentes propósitos. La inversión para este fin es lo que más llamó la atención, cerca de 2 mil millones de dólares para la adquisición de diverso tipo de armamento (la mayoría antiguo).

En este listado figuran entre otros aviones caza, helicópteros, tanques de guerra y pistolas Taser. En un pedido en donde como nexo trabajó el Embajador argentino en Estados Unidos, Martín Lousteau a través de su contraparte americana Pete Visclosky (Congresista).

Ahora se reveló un nuevo listado, en el cual figuran: equipos de comunicación, vehículos y ambulancias, pero además armamento y municiones, con el fin de “equipar” las fuerzas de paz de Argentina compartidas con Chile y llamadas “Cruz del Sur”. Este escuadrón fue creado en 2005 por Néstor Kirchner, pero con el fin de plasmar una fuerza binacional que comulguen en un acuerdo diplomático y militar.

El objetivo de un “escuadrón de paz” es el de prevenir escaladas de violencia” y “participar en actividades que requieran esfuerzos de seguridad de una misión en desarrollo”. Sin embargo, en el listado figuran por ejemplo 20 vehículos 8x8 equipados con ametralladoras 7,62 y también de 12,7 mm. Además rifles antitanques con munición de 84 mm (similar al utilizado por los británicos en Malvinas en 1982).

En un punto de mayor controversia, en el “embarco” se solicitan pistolas Taser nuevamente, que permiten generar en la “víctima” una descarga de aproximadamente 20 contracciones involuntarias por segundo, y son consideradas como un elemento de tortura según los Organismos de Derechos Humanos y las propias Naciones Unidas. De hecho, ésta Organización desalentó su uso en 2015 a los países del bloque europeo. Como dato, se puede decir que en Estados Unidos causaron la muerte de 500 personas en 15 años, siendo que se trata de una supuesta arma “no letal”.

Lo más llamativo, es que el Gobierno de la Ciudad había intentado ingresarlas hace tiempo, y habían sido claramente rechazadas socialmente. Ahora, en una nueva instancia, el Ejecutivo busca la manera de que sean parte de las fuerzas de seguridad mediante una compra para los denominados “escuadrones de paz”. 

Entre otras cosas, dentro del listado de armamento se incluyen: 11 lanzagranadas, granadas y explosivos.

El pedido fue configurado tras una reunión bilateral entre representantes de Defensa de Argentina y Estados Unidos, llevada a cabo el 13 de mayo del año pasado, donde se acordó que Norteamerica cooperaría en colaborar con la "recuperación" de las FFAA a cambio del compromiso argentino para colaborar en la última fase del proceso de pacificación de Colombia y sumarse a las misiones de paz en África.

“Argentina ya había recibido algunos sondeos de Estados Unidos respecto a la posibilidad de desplegar sus fuerzas en la República Centroafricana, pero es una situación que debe analizarse cuando llegue una propuesta formal; los militares de nuestro país son muy requeridos para estas tareas por su profesionalismo y sobre todo por su conducta ejemplar histórica”, había deslizado en aquella oportunidad el secretario de Estrategia y Asuntos Militares, Angel Tello.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »