ACTUALIDAD

10 de abril de 2017

Cómo son las viviendas económicas que se realizan con containers

Este tipo de unidades representa una opción barata, rápida y amigable con el medio ambiente; se construyen torres, hoteles y hasta barrios; las diferentes experiencias.-

Las crisis siempre obligan a la gente a poner en juego sus aspectos más creativos. Y sin duda una de las más notorias por la que atraviesa no sólo la Argentina sino también Sudamérica es la habitacional. Durante muchos años la falta de proyectos destinados a la vivienda social por parte del Estado, el poco interés de los desarrolladores por ese segmento y el crecimiento progresivo de la población fueron dando forma a este presente regional.

En los últimos tiempos comenzaron a escucharse con más fuerza ideas vinculadas con esta problemática, algunas de ellas se presentaron como una opción económica, rápida y amigable con el medio ambiente.

Una de ellas son las viviendas realizadas en contenedores marítimos, algo que encontró su origen en el comienzo de siglo en Inglaterra. Allí un grupo de arquitectos y emprendedores empezaron a darle forma a una idea que más tarde se materializó en el denominado Container City, un complejo de 14 edificios con 15 unidades, de 30 metros cuadrados cada una, ubicado en Londres, que cobija a unos 40 artistas.

Las propiedades cuentan con aislación térmica en techos y paredes lo que la hacen confortable tanto en invierno como en verano. Como los módulos presentaban todas las comodidades de un edificio convencional este tipo de emprendimiento rápidamente sumó adeptos y comenzó a replicarse por distintos rincones del país, convirtiéndose en una opción divertida, sustentable y barata.

Con el tiempo los ejemplos comenzaron a multiplicarse en distintos rincones del planeta tal es así que este tipo de viviendas se comenzaron a multiplicar en países como Perú, India, Ecuador, Colombia, México, España y Portugal, entre otros.

India es uno de los mercados en los que existe mayor déficit habitacional . Fue por eso que esta opción de viviendas fue muy bien recibida no sólo por el costo de construcción sino también por la velocidad en que se pueden levantar barrios completos o altas e impactantes torres. Así fue que poco a poco este modelo constructivo comenzó a proliferar en las zonas suburbanas de Bombay. Pero las edificaciones en aquel país no sólo se las vincula con las viviendas sociales dado que muchos emprendimientos comerciales también empezaron a adoptar este tipo de inmuebles. Tal es el caso de Containers Turned Hotel, un proyecto hotelero que recibe turistas de todo el mundo y que utiliza este tipo de estructuras en tres de sus complejos ubicados en Kuala Lumpur, Ipoh y Penang.

Casas flotantes

 

Otra variante son las viviendas flotantes realizadas con conteiners de unos 25 metros cuadrados. Proyectos que se lanzaron a la venta en Dinamarca en 2016 y son conocidas bajo el nombre de Urban Rigger.

La variante danesa se desarrollan bajo la tipología monoambiente y fue pensada para jóvenes solteros en búsqueda de su primera vivienda, casi una suerte de PH modernos, los cuales fueron apilados formando un hexágono de dos pisos. Esta estructura cuenta con áreas comunes como un patio central, a modo de pulmón del complejo; una terraza verde, otra pensada como área para tomar sol y la restante que está revestida por paneles solares que abastecen de electricidad a toda la obra. Este desarrollo viene con un conjunto de amenities entre los que se destacan: un sector para parrillas comunitarias, un muelle para kayak y un área de bauleras que ronda los 240 metros cuadrados, entre otros. Según los propios desarrolladores este tipo de viviendas cuentan con dos grandes ventajas. Por un lado lo accesible de la compra de los llamados contenedores marítimos y por el otro -un dato no menor- es que para construir estas viviendas no es necesario adquirir una porción de tierra, cada vez más escasa y cara.

Innovación y creatividad

Quizá una de las novedades más destacadas sea Containscrapers, el proyecto que se realiza en Bombay y que prevé la construcción de dos rascacielos realizados con contenedores. Si bien este no es el primer caso en el que arquitectos y desarrolladores idean torres con este tipo de materiales, dado que le preceden el Hive-inn e Inter-Act Residence, podría afirmarse que se trata de la más alta y ambiciosa. Esta se basa en un cilindro central que va repartiendo los contenedores por su periferia, de forma tal que el edificio parece comenzar a girar sobre su propio eje, dando forma a un volumen envolvente que aporta movimiento a la obra. Las torres de Bombay tienen un diseño similar pero poseen diferentes alturas. La más alta cuenta con 400 metros, mientras que la otra tiene la mitad de altura. La mayor está formada por 2344 módulos, 1446 más que la más pequeña. Una gran particularidad de esta estructura es que el núcleo central también está realizado con contenedores pero colocados de manera vertical lo que facilita el paso de los ascensores.

El caso argentino

En el partido de Escobar, en Ingeniero Maschwitz, se encuentra el mejor exponente local de esta tendencia. Este es un proyecto comercial a cielo abierto denominado Quo Container Center, que se inauguró a fines de 2014 y que reúne locales de diseño, espacios gastronómicos y un área de oficinas.

El espacio que cuenta con unos 2200 metros cubiertos y semicubiertos se desarrolló luego de haber reciclado unos 57 contenedores antiguos que se encontraban arrumbados en el puerto de Buenos Aires. Un dato no menor es que este proyecto se presenta como el primer centro comercial completamente sustentable del país.

Fuente Diario La Nación

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »