ACTUALIDAD

6 de octubre de 2017

Escándalo: Aranguren le regala 355 millones de pesos a Edenor y Edesur

Es por un “reconocimiento” por obras que debían financiarse mediante un fideicomiso y dicen haber hecho las distribuidoras. La compañía del macrista Marcelo Mindlin, la más beneficiada con 323 millones de pesos

 El ministerio de Energía y Minería, que conduce Juan José Aranguren, volvió a otorgar un beneficio insólito a las distribuidoras eléctricas Edenor y Edesur. Mediante la resolución 840E/2017, que lleva la firma del secretario de Energía, Alejandro Sruoga, se les reconoció a ambas compañías una compensación de 355 millones por obras que dicen haber realizado con recursos propios cuando en realidad debían financiarse con un fideicomiso.

Se trata del Fondo para Obras y Consolidación de la Expansión de Distribución Eléctrica (FOCEDE), creado en noviembre de 2012 por la gestión kirchnerista, con el objetivo de llevar delante obras ante los reiterados cortes de luz con aportes de un cargo que pagaban los usuarios en sus facturas de electricidad.

En febrero de 2016, Aranguren dispuso, en el marco de la emergencia eléctrica, un fuerte aumento de tarifas para equilibrar los balances de las compañías y que pudieran ellas mismas hacer las inversiones. Asimismo, la gestión macrista derogó el FOCEDE por considerar que era un plan de obras “extraordinario” y que a partir de entonces las distribuidoras se harían cargo de mejorar y ampliar las redes.

Con los nuevos cuadros tarifarios, tanto Edenor como Edesur anunciaron millonarios planes de inversiones para los próximos años. Por eso resulta tan llamativo que se le otorgue esta “compensación”.

Las compañías aducen que realizaron obras con recursos propios cuando en realidad estaba previsto que se financien con el fideicomiso. El problema es que ya recibieron aumentos de tarifas para ese fin, lo que alimenta suspicacias en torno al generoso “reconocimiento”.

De acuerdo con versiones de mercado, tras el fin del FOCEDE, las distribuidoras habrían seguido cobrando los cargos a algunos usuarios, que se acumularon en una cuenta del Banco Nación. La salida encontrada habría sido transferir esos recursos a las empresas, aunque se desconozca si hicieron las obras y si las financiaron con la suba de tarifas.

Otro aspecto llamativo es la disparidad: a Edesur (propiedad del grupo italiano Enel) le tocan 31 millones de pesos, mientras que Edenor (del empresario macrista Marcelo Mindlin) percibirá 323 millones de pesos.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »