POLITICA

10 de diciembre de 2017

Margarita Stolbizer "Termina mi función como Diputada Nacional"

Es un momento de alegría, no por el pasado o lo que pueda haber hecho, sino al contrario, por el futuro y los nuevos desafíos.

En una carta enviada a la dirigencia del partido GEN, la lider politica expresa su pensamiento sobre este momento en particular.

Es un momento de alegría, no por el pasado o lo que pueda haber hecho, sino al contrario, por el futuro y los nuevos desafíos. Siempre es necesario aprender de las experiencias del pasado pero no para estancarse en un lugar sino para usarlas en el progreso de lo nuevo que debemos encarar.

Ha sido mucho tiempo. Cuatro mandatos (16 años) no consecutivos. Y tengo para decir, reconociendo la importancia y la satisfacción por la tarea legislativa, que los años que más han dejado en términos efectivos fueron aquellos (2005/2009) cuando estuve fuera del Congreso.

En ese tiempo tomamos la decisión más trascendente de nuestra vida política: renunciar al radicalismo para fundar el Partido GEN desde donde expresar los ideales que desde siempre habían motivado nuestra militancia.

En esos tiempos crecimos, consolidamos el GEN primero en la Provincia de Buenos Aires y luego como Partido Nacional. Hicimos acuerdos responsables y obtuvimos los mejores resultados electorales.

En los años de vida parlamentaria he contado con el apoyo y colaboración de personas extraordinarias, en lo técnico, académico, administrativo y político, desde adentro o desde afuera. Gracias a todos ellos he podido cumplir objetivos, brindar respuestas, provocar debates y construir acuerdos.

Lamentablemente muchos de los proyectos no fueron aprobados. El gobierno pseudo peronista que se fue nunca aceptó discutir la ley que debe reglamentar los derechos de información, consulta y participación de los trabajadores en las ganancias de las empresas. Ni la modificación de la ley de contrato de trabajo sobre licencias para equiparar la condición de las mujeres en el acceso y las condiciones de empleo.

Y los pseudo republicanos de ahora no aceptan reformar la ley de ética pública por más exigencias en las declaraciones juradas y mejor regulación de los conflictos de intereses.

Ambos gobiernos consagraron retrocesos en los derechos de los trabajadores en las reformas a riesgos del trabajo. Ninguno de los dos quiere frenar la fuga de divisas a los paraísos fiscales. Tal vez porque ambos tienen algunos miembros haciendo negocios con esas transferencias.

Ambos sostienen una política de seguridad sin garantías para los niños y los más pobres pero se unirán para poner condicionamientos a los jueces que decidan la prisión preventiva de los corruptos.

Ambos, los anteriores y los actuales, fueron funcionales a que CFK esté hoy en el Congreso y también van a seguir dándole protección, igual que a Menem, en una decisión que nos degrada en lo institucional y como sociedad.

Me voy del Congreso sabiendo la deuda que el progresismo tiene para volver a darle sentido a nuestra representación, cada vez más necesaria. Hay mucho por hacer.

 

En el plano internacional he tenido oportunidad de representar a la Argentina y también de participar de múltiples eventos que han mejorado mi mirada del mundo y también sobre nosotros.

Como Presidenta de Parlamentarians for Global Action he sentido la eficacia de un papel trascendente en la lucha por los derechos humanos, la justicia y la no impunidad, para construir un mundo en paz como condición para el desarrollo de los pueblos.

En estos años he aprendido que la política es servicio, que esa representación no nos vuelve personas importantes. Apenas somos circunstanciales ocupantes de funciones importantes. Sin privilegios ni fueros de ningún tipo. Elegir la vida política es hacer nuestra vida transparente y dedicada al bien común, nunca para aprovechamiento o enriquecimiento personal sino como un servicio para mejorar la situación de los menos favorecidos.

Por eso hay que mirar hacia adelante. Es preciso que podamos dejar señales para que quienes vienen detrás nuestro puedan seguir un camino, sin perjuicio de que siempre deben hacer el propio.

Nada hay mejor que encarar nuevos desafíos, asumir nuevos proyectos. No olvidar las utopías que nos hacen caminar. Nunca quedarnos. Emprender nuevos caminos nos da vida. Y abrirlos para otros es nuestra misión.

Hoy es el Día Mundial de lucha contra la corrupción. Y mañana el Día Internacional de los Derechos Humanos. Siempre hay buenos motivos para las buenas acciones.

Y la amistad, como las convicciones, nos hace fuertes en lo que vamos a emprender.

Gracias por haber estado cerca.

 

Felicidades y Abrazos.

Marga

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »