ACTUALIDAD

20 de diciembre de 2017

Murió Lito Cruz

El actor fue encontrado sin vida en su casa de Barrio Norte; tenía 76 años

El actor Lito Cruz murió a los 76 años, tal como pudo confirmar LA NACION. El cuerpo sin vida del actor fue encontrado por su hija Micaela, que fue a verlo hoy por la tarde. De inmediato llamó a personal de la Policía de la Ciudad y el SAME confirmó su muerte aunque todavía se desconocen las causas.

Tal como contó Micaela, ayer había hablado con él y se encontraba en perfectas condiciones. Tras llamarlo varias veces durante el día de hoy, decidió acudir a su casa a ver qué pasaba y lo encontró en su cama sin vida. El cuerpo será velado en la casa funeraria Zuccotti mañana en horas de la tarde.

Maestro de intérpretes de larguísima trayectoria, comenzó a actuar desde muy joven, a los 15 años, en Berisso, donde vivía con su familia. Una vez que terminó la escuela, se trasladó a la ciudad de Buenos Aires para comenzar a estudiar Arquitectura mientras se dedicaba a trabajar como actor en grupos independientes de teatro en la ciudad. Su formación se fue complementando de a poco, cuando surgió la posibilidad de viajar a Chile para estudiar en el Instituto de Teatro Universitario de Chile, una importante escuela por entonces. Más tarde volvió a Buenos Aires y se asoció con Augusto Fernandes para fundar el grupo ETEBA (Equipo de Teatro Experimental de Buenos Aires). De esta época es famosa su puesta en escena de la obra La Leyenda de Pedro, basada en Peer Gynt de Henrik Ibsen, versión que fue un éxito en los festivales de Europa y abrió camino a las obras del off argentino en la escena de ultramar.

A partir de ese momento, nunca dejó de dar clases. Fue docente en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático, director del Teatro de La Ribera y Director Nacional de Teatro. Se especializó en el método del Actor's Studio de Lee Strasberg en los Estados Unidos. Es considerado el maestro que trajo el prestigioso método de actuación basado en las enseñanzas del ya legendario Konstantin Stanislavski a la Argentina. En sus viajes a los Estados Unidos conoció a Robert De Niro, actor a quien lo unió una fuerte amistad. Luego se concentró en su propio estudio, cuna de muchos actores de gran trayectoria.

  Lito Cruz, en 2008

Lito Cruz, en 2008. Foto: LA NACION / Mariana Araujo

 

Figura fundamental del cine y la televisión nacional

Lito Cruz es uno de esos actores que indefectiblemente se vinculan al cine y a la televisión argentina. Su primer gran aparición en una película fue en Don Segundo Sombra, film nominado a la Palma de Oro de Cannes en 1969. Su filmografía es tan extensa como sus años de carrera: 45 películas. En televisión cuenta también con una larga lista de personajes inolvidables como su papel en El Garante, Tiempo final, Epitafios, Mujeres Asesinas, El Elegido (que le valió un Martín Fierro a la mejor actuación), Televisión por la inclusión, Sos mi hombre, La Leona, entre muchas otras tiras. Siete vuelos, por la Televisión Pública fue su último trabajo, emitido este año.

Su relación con Robert De Niro

Los actores se conocieron en 1980 cuando De Niro vino al país a presentar la película El Toro Salvaje. "Fui a verlo al hotel donde estaba alojado y me presenté. Le dije que yo era un actor argentino y que su manera de trabajar me parecía fuera de serie. Que quería saber cómo hacía, cuál era su método," contó Cruz sobre el primer encuentro con el artista estadounidense.

Luego de esa confesión de admiración fueron a almorzar y después Lito lo invitó a su estudio de teatro para que presenciara una clase y hasta aceptó una invitación para dar una.

Cruz contó en una ocasión que no hablaba inglés muy fluído pero como De Niro habla italiano lograron entenderse bastante bien.

Una de las mejores anécdotas que supo recordar Lito Cruz fue un asado en lo de Federico Luppi que compartió con la estrella de Hollywood y otros actores locales. "Me aparecí con De Niro, nadie lo podía creer, juntos, comimos un gran asado. Estaban Hugo Arana , Betiana Blum, Víctor Laplace y Luis Brandoni".

Ese asado le sirvió a De Niro para sumar nuevos amigos y arregló un viaje a Punta del Este con Luis Brandoni para conocer Casapueblo, la obra de Carlos Páez Vilaró.

Otros de los viajes de De Niro a la Argentina fue para filmar en Cataratas La Misión, en 1985. Allí los actores se reencontraron y devuelta, el protagonista de El Padrino II, volvió a pasar por la escuela de Cruz para dar una charla.

"Por entonces me comentó que estaba pensando en hacer teatro y me invitó a ver su obra cuando la estrenara. La obra era Cuba y su pequeño Teddy, de Reynaldo Povod. Apenas levantó el telón en los Estados Unidos, me tomé el primer avión. De Niro me recibió como jamás lo hubiera imaginado", reveló Cruz en su sitio web.

"El vive en un departamento muy amplio en un décimo piso y acondicionó otro, un piso más abajo, para que yo me alojara. Allí estuve viviendo cerca de un mes. Vi su obra un par de veces, tuvimos infinidad de charlas sobre teatro y hasta hicimos un par de viajecitos en los que conocí a su padre y a su hijo, Rafael", concluyó sobre su amigo.

La denuncia más grave: violencia machista

Hace pocas semanas, el actor había sido eje de las noticias por una denuncia contra él por violencia de género, presentada por su expareja, Patricia Perrota, de 39 años, quien conoció al actor en 2014, en un seminario de actuación. Según denunció la mujer, en agosto de ese año comenzaron una relación amorosa, pero pronto comenzó a sufrir ataques. La mujer no hizo la denuncia judicial. Intentó, en 2015, hacerla en la Comisaria 17, en Las Heras y Callao. Pero, explicó: "No me tomaron la denuncia porque no tenía moretones. Lito intentó golpearme, pero yo lo esquivé y lo agarré del cuello. Entonces nadie me dio bolilla. Él mismo se reía y decía que nadie me iba a dar bola, que tenía un montón de denuncias, que no le iba a pasar nada, que él era un personaje famoso".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »