9 de abril de 2018

A comprar televisores y celulares: 25% más baratos

Desde Tierra del Fuego aseguran que esto se debe a la mayor competitividad en el sector

Se viene el Mundial de Rusia y asoma otra buena noticia: caen los precios de los televisores y los celulares hasta un 25 por ciento. Pese a que la inflación remarca precios mensualmente erosionando el poder adquisitivo de la gente, en este rubro y justo dos meses antes del evento deportivo, dos productos de alto consumo caen en sus precios.

La Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (Afarte), que representa a las empresas que fabrican esos artefactos en Tierra del Fuego, aseguran que esta tendencia en baja de los precios se debe a una mayor competitividad en el sector, donde puntualmente los televisores Phillips SmarTV de 43 pulgadas, que antes tenían un precio de $13.400 ahora están situados en los $9999.

En otros modelos LED de 32 pulgadas (sean Noblex, Philips y Samsung) bajaron entre 11 y casi 13% en el mismo período analizado, cifras que denotan una derrota clara ante la inflación. En otro mercado clave como es el de los dispositivos celulares, modelos de la empresa LG pasaron de valer $9400 a $7700, con retrocesos del 17 por ciento.

Esta tendencia es celebrada en Casa Rosada, que también cree que este retroceso en los precios se trasladará a la las heladeras, productos de alto valor para los hogares argentinos. El cambio de modelo económico y comercial desde que asumió Cambiemos, al menos en el sur del país, obligó a un cambio de reglas que desde Balcarce 50 siempre se encargaron de recordar que el principal beneficiario de esto sería el usuario.

Hay que recodar que un año atrás, el Gobierno dejó en evidencia su malestar con el precio de estos productos. Acto seguido, en enero de 2017, se eliminaron los aranceles para la importación de computadoras, lo que implicó prácticamente la desaparición de las fábricas locales destinadas a la producción de esos artefactos y a la importación masiva de productos.

Desde AFARTE, su presidente Federico Hellemeyer, aseguró que "la mayor parte de la caída de los precios se debe al proceso para ganar competitividad que viene llevando adelante el sector. Ambas líneas de celulares y televisores bajaron de precio en un escenario inflacionario y de devaluación, lo que significa mucho".

Al mismo tiempo, y en sintonía con el Gobierno, las fábricas decidieron avanzar en nuevos procesos de mejora de costos, revisiones, reducción de plantillas de trabajadores y concesiones adicionales, en pos de mejorar todo el sector. El resultante de esto fue el inusual acuerdo entre los empresarios y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM, trabajadores del sector) quienes sellaron un pacto por el que los empleados aceptaron congelar sus salarios por 24 meses.

¿Qué significa? Prefirieron perder poder adquisitivo a cambio de mantener el empleo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »