MUNDO

9 de mayo de 2018

Maestra obligó a sus alumnos a tomar agua hirviendo como castigo

En la ciudad de Yangzhou, en el este de China, la maestra de un jardín infantil fue acusada de obligar a sus alumnos a tomar agua hirviendo como castigo por interrumpirla y conversar durante la clase.

De acuerdo con la madre de uno de los menores, notó que su hijo no quería comer después de volver del colegio por que le dolía la garganta. Al día siguiente durante una revisión, un médico confirmó que su laringe presentaba signos de quemaduras e inflamación.

El menor relató que la maestra lo obligó a tomar un vaso de agua hirviendo. Sin embargo, al no ser capaz de tomar lo suficientemente rápido, tuvo que hacerlo tres veces más. Cuatro de sus compañeros fueron castigados de la misma manera.

Una cámara de seguridad del establecimiento escolar captó el instante en que la profesional forzó a los nenes a cumplir con el castigo. Sin embargo, es difícil comprobar si se trata de un líquido caliente.

Tras hacerse público el caso, la empleada del jardín involucrada pidió disculpas a la madre de uno de los menores y fue apartada de su cargo. La Policía se encuentra investigando el incidente.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »