MUNDO

23 de julio de 2018

Dramática operación de evacuación de Cascos Blancos en Israel

En las últimas semanas quedaron bloqueados en zonas de Siria con serio riesgo de perder sus vidas

(ANSA) - El ejército de Israel evacuó hoy sobre las alturas del Golán israelí a cientos de "cascos blancos" (rescatistas voluntarios), en una dramática operación que involucró a las diplomacias de diversos países, entre ellos Estados Unidos, Canadá y Jordania.

Por años los miembros de esta organización civil hicieron todo lo posible por socorrer a las víctimas de los bombardeos de la aviación rusa y del ejército nacional sirio. Pero en las últimas semanas quedaron bloqueados en la zona de Dar'a (al sur de Siria), y corrían el riesgo de sucumbir. "En los días pasados me telefoneó el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el premier canadiense, Justin Trudeau, para ayudarlos a hacerlos salir de Siria", dijo el premier israelí, Benjamin Netanyahu.
 
"Son personas que salvaron vidas humanas y ahora estaban en peligro de muerte. Di entonces mi consentimiento para transferirlos a terceros países, como humanitario importante", añadió. "Paralelamente -añadió- continuamos actuando en Siria contra los intentos de Irán de establecerse allí militarmente".

Pocas horas después, desde el norte de Siria, llegaron informaciones relacionadas a un nuevo ataque atribuido a la aviación israelí contra un importante centro de investigación con fines militares. Como en el pasado, Israel prefirió no comentar al respecto.

El pasado sábado por la noche, los miembros de los "Cascos Blancos" y sus familiares llegaron en pequeños grupos y procedieron a pie para reunirse cerca de los límites transfronterizos, en tres puntos diferentes en el paso de Kuneitra. 

El número total fue estimado en 800. Este domingo se precisó que en realidad solo arribaron 440. Los otros no consiguieron llegar a la cita a tiempo y se desconoce su suerte. "Cuando cruzaron la frontera, sus caras se iluminaron. Comprendieron entonces estar finalmente a salvo", dijo un funcionario israelí que participó en la operación. 

De hecho, las autoridades sirias los consideran como una organización de fachada para los combatientes islámicos de Jabhat al-Nusra, maniobrados a distancia por Occidente.  La misma Rusia los ve con hostilidad, porque testimonios desagradables de la brutalidad bélica. Tanto es así que una noticia difundida hoy por la radio militar israelí, según la cual la evacuación de los "Cascos Blancos" habría sido coordinada por Israel junto a Vladimir Putin, fue secamente desmentida por la noche.

A su ingreso la identidad de los voluntarios fue controlada por temor a que la milicia siria se hubiera infiltrado en el grupo. Después de una pausa en una base militar israelí en el Golán, los "Cascos Blancos" fueron llevados a los autobuses que los trasladaron a Jordania. Allí fueron recibidos en un lugar secreto, donde ahora esperarán a ser acogidos en Canadá, Alemania o Gran Bretaña.

Ni Israel ni Jordania intentan recibir a los refugiados sirios. Cerca de las líneas israelíes del Golán, miles de sirios desplazados acamparon tras la ofensiva del ejército de Damasco, que casi se apoderó de la ciudad de Kuneitra. Israel no quiere crear precedentes. Está dispuesto a dar ayuda humanitaria pero, reiteró, no permitirá que ninguno de ellos entre en su territorio. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »