DEL INTERIOR

24 de julio de 2018

El “PONCHO BELICHO” obtuvo cifras millonarias en ventas

Según el director de Turismo, se duplicaron los expositores en el marco del Festival Cuna del Poncho.

Nicolás Reynoso, director de Turismo de Belén, realizó un balance tanto de las ferias de artesanos como del Festival Cuna del Poncho que tuvo gran convocatoria. En ese sentido, comentó que los días de las ferias se incrementaron al igual que los stands, por lo que este año “seguramente la recaudación en ventas será mucho mayor”.

“El gran movimiento no sólo fue sólo el fin de semana sino que fueron nueve días que vivimos de fiesta acá en Belén, que empezaron allá por el sábado 14 con las ferias que este año redoblamos la apuesta y de cuatro días que tuvimos el año pasado nos fuimos a nueve con un éxito total de concurrencia, un gran éxito para la gente que pudo vender todas sus cosas”, expresó.

Asimismo, Reynoso agregó: “Los artesanos tuvieron ventas muy buenas con números muy buenos, fue como un fin de semana largo porque la gente no dejó de asistir un día a la feria sobre todo turistas, así que la venta fue altamente positiva. El año pasado en ventas se hicieron 5 millones de pesos entre todos los artesanos, la venta de comidas regionales y ese fue nuestro gran número y este año seguro que va a ser superado con creces por el solo hecho de que de 105 stand que tuvimos el año pasado este año tuvimos más de 200; se duplicó de un año a otro así que seguro hablaremos de muy buenos números”.

“Y ya lo que fue este fin de semana con el festival, la verdad que muy contentos de que haya salido mucho mejor de lo que se había planificado con los tres días con gran concurrencia de público, principalmente el día de ayer (por el domingo) así que muy contentos y ya pensando en fiestas futuras viendo los errores que pudo haber tenido este evento pero muy satisfechos”, señaló.

En ese sentido, en cuanto a las estimaciones de público indicó que “el día viernes tuvimos más de 2200 personas aproximadamente, el sábado alrededor de 4 mil y el domingo ya a las 4 de la tarde teníamos entre 7 y 8 mil personas en el predio”.

Por otra parte, en cuanto al festival, que fue a cielo abierto, Reynoso comentó: “Haciendo un análisis previo, sabíamos que teníamos más cosas que perder que para ganar porque no tenemos un predio cerrado para albergar tanta gente, el frío aquí en el interior es muy crudo y el año pasado nos acompañó el clima. Este año, por suerte, también y principalmente nos acompañó la gente porque el viernes tuvimos una máxima de 7 grados y la gente estuvo allí firme con sus ponchos, frazadas y una de las ideas que surgió este año fue la de armar fogatas, como hubo alguna vez, que fue una de las formas de combatir el frío así que se dispuso por el predio alrededor de 30 fogatas que se las hacía en unos braseros preparados para la ocasión”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »