MUNDO

10 de septiembre de 2018

Los judíos celebran el nuevo año 5779

TEL AVIV, Israel. Los judíos de Israel y del resto del mundo celebraron ayer, con la puesta del sol, el nuevo año 5779, al que reciben con miel, granadas y manzanas, para que sea dulce y fructífero.

"Se trata de la celebración de la creación, nada menos, y todo el simbolismo de la fiesta se encuentra en la cena, con los alimentos que representan los buenos deseos, dulzor, fertilidad y fuerza", dijo David Lifshitz, estudiante de judaísmo que considera el Rosh Hashaná (cabeza de año, en hebreo) una fecha "importantísima" para esta religión.

En los albores del nuevo año, además de las cenas en familia y los dulces y los rezos en el muro de los lamentos, es también tradición que las instituciones israelíes publiquen sus cifras y estadísticas de cómo fue el que concluye.

Conforme con estos datos, el nombre más popular de recién nacido en Israel sigue siendo, por cuarto año consecutivo, Mohamad, según la Autoridad de Población e Inmigración.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »