LOCALES

3 de octubre de 2018

Denuncian por supuestas irregularidades al secretario de Seguridad Marcos Denett

A la presentación la realizó un alto jefe policial en la Fiscalía General, quien da cuenta que en un lavadero de la Capital se lavaban autos del organismo y particulares, facturándose todo a nombre de la Secretaría. Asimismo, se “dibujaban” las facturas con trabajos que el comercio no realizaba y que eran pagadas en una “Secretaría paralela”.

Las sospechas de fraude  vuelven a salpicar a la Secretaría de Seguridad Democrática de la Provincia. Mientras el fiscal Marcelo Sago continúa con la investigación por el pago del doble seguro a móviles policiales, ayer, este diario pudo conocer que el viernes pasado, el comisario Javier del Valle Varela realizó una nueva denuncia en la que estaría involucrado el titular de la cartera Dr. Marcos Denett. El alto jefe policial denunció  supuestas irregularidades en las que estaría involucrado el secretario de Seguridad e incluso el organismo a su cargo.

De acuerdo al denunciante,  en el lavadero, que gira bajo el nombre de fantasía “La boutique del automotor” se lavaban autos tanto de la Secretaría de Seguridad, como también de particulares del funcionario y familiares. Otra irregularidad denunciada fue la sobrefacturación por dichos lavados. Según se explica en la denuncia, cuando el propietario del lavadero iba a cobrar por el servicio en el bufet del Dr. Denett, le pedían, supuestamente, que inflara los costos, colocando tareas que no solo no se le realizaban a los vehículos de la Secretaría, sino, además, que no se llevaban a cabo en dicho lavadero, como por ejemplo, la carga de gas al aire acondicionado, entre otras.

LA UNION tuvo acceso a la denuncia que realizó Varela en la que se detalla que un hombre –de quien, por el momento, se reservan los datos personales- propietario del lavadero “La Boutique del automotor” se comunicó telefónicamente y le brindó información y pruebas de un supuesto hecho delictivo, que si bien los costos económicos pueden ser irrelevantes, no debería serlo para la Justicia”, puntualiza Varela en la denuncia.

Sospecha

Entre las sospechas de irregularidades, el funcionario policial pidió que la Justicia investigue la existencia o no de facturas rendidas por la Secretaría de Seguridad de la Provincia al Tribunal de cuentas, por trabajos realizados por la firma antes mencionada, durante los ejercicios 2015, 2016 , 2017 y 2018 por la contraprestación del lavado de vehículos oficiales dependientes de dicha cartera de Seguridad; 2) Se determine si los dominios LWM 102, OTA 060, OTA 062, ODN 563 se corresponden a vehículos pertenencientes a la Secretaría de Seguridad de la Provincia, y para lo cual se aporta fotografías brindadas mediante WhatsApp por el informante;  3) Se constate que, fehacientemente, la flota mencionada de una camioneta Toyota Prado negra, dos camionetas Toyota Pik Up modelo  viejo (una tipo rural y la restante doble cabina), una combic mercedes Benz Sprinter, dos VW Vento, son propiedad del secretario de Seguridad o de algún miembro de su familia y si, de acuerdo a los datos proporcionados, pueda corresponder el supuesto delito de peculado, encubrimiento, incumplimiento del funcionario público y abuso de autoridad.

Asimismo, en la denuncia, el comisario Varela solicitó la inhibición del fiscal Marcelo Sago al entender que este es esposo de una empleada de la Secretaría de Seguridad Democrática, dependiente directa y funcionalmente del denunciado.

Estos elementos y otros tantos conforman parte de la denuncia presentada por Varela en la Fiscalía General, el pasado viernes. Ahora, resta que la Justicia designe a uno de los nueve fiscales –cabe recordar que Varela solicitó la inhibición de Sago- para que investigue la causa que cuenta con el aporte de pruebas de las supuestas facturas “sobrefacturadas”, fotos de lo vehículos y un audio, en donde se detalla cada uno de los movimientos que se llevaban a cabo, tanto en el lavedero como en la supuesta “Secretaría paralela”.

¿Una Secretaría paralela?

En otra parte de la acusación, el denunciante hizo mención a un posible estudio del bufet de abogados del Dr. Denett, profesionales del derecho que trabajarían para la Secretaría y cuyo edificio funcionaría en calle República y 25 de Mayo. Según el denunciante, el propietario del lavadero le había manifestado que, en más de una oportunidad, concurrió a dicho estudio, donde fue atendido por el abogado Aybar –quien también trabajaría en la Secretaría de Seguridad Democrática-  y que, asimismo, abonaba las facturas de los lavados de los vehículos. En una oportunidad, aquel fue llevado por el propio Dr. Marcos Denett, como testigo de este momento, al exjefe de la Policía de la Provincia, Julio César Gutiérrez quien, circunstancialmente, se encontraba en dicho lavadero. “... De las facturas se desprende que el auto Toyota Corolla lo lavaban cada dos días, llegando a sumar diez lavados con cera al mes”, resalta en la denuncia el comisario.  En cuanto al cobro de la factura, el informante le manifestó al comisario denunciante, aportándole pruebas, que si bien cobraba por la labor realizada, es decir el lavado completo del automóvil para lo que supuestamente estaría habilitado el comercio, le hacían colocar también otros tipos de arreglos, los cuales no solo no los había realizado en dichos vehículos, sino que en su local ese tipo de trabajos no se llevaban a cabo.

En el mismo lugar, detalla la denuncia, son lavados los móviles de la Jefatura de la Policía, cuyo trabajo son pagados con cheques.

 

FUENTE DIARIO LA UNION

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »