CORRUPCION

23 de octubre de 2018

La Cámpora bajo la lupa: hoy declara Máximo Kirchner por la causa de los cuadernos

Máximo Kirchner declara esta mañana ante el juez Claudio Bonadio en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas. El hijo de los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner deberá responder sobre el financiamiento de La Cámpora.

En una de sus declaraciones como “imputado colaborador”, el ex secretario de Obras Públicas José López dijo que el dinero de las coimas que recibía de las empresas contratistas del Estado era utilizado para financiar a La Cámpora.

Concretamente sobre Máximo, López declaró que “lideraba todo pero estaba mucho en Santa Cruz, venía esporádicamente a Capital. Ottavis viajaba a verlo a Santa Cruz. Máximo estaba al tanto de todo el financiamiento de La Cámpora, y hablaba diariamente varias veces con su madre por este tema”.

Andrés “Cuervo” Larroque, José Ottavis y Wado De Pedro ya fueron indagados y ninguno involucró a Máximo Kirchner.  Larroque dijo que la investigación es una “conspiración”. Ottavis reconoció haber manejado dinero para la campaña, pero dijo desconocer que su origen era ilegal. Y De Pedro habló de una “revancha personal” de Bonadio. 

Fuentes del entorno del diputado Máximo Kirchner le confiaron a A24.com que el diputado presentará un escrito para defenderse y que los militantes kirchneristas no se movilizarán para acompañarlo porque están poniendo todo el esfuerzo en la movilización al Congreso el día del presupuesto. 

De qué acusan a La Cámpora. Los dirigentes de La Cámpora Andrés “Cuervo” Larroque, Wado De Pedro y José Ottavis quedaron involucrados en la causa de los cuadernos después de la declaración y las pruebas recolectadas durante la detención de Martín Larraburu, ex secretario del jefe de Gabinete K Juan Manuel Abal Medina. 

Larraburu era uno de los receptores de dinero proveniente de las empresas contratistas del estado en 2013. El día que lo detuvieron secuestraron un pendrive con información sobre la repartición de dinero para la campaña 2013 y allí es donde aparecieron los nombres de La Cámpora. 

Luego José López sumó información sobre el financiamiento de las campañas políticas y dijo en su declaración que el dinero de las coimas era para financiar a La Cámpora. Dijo además que en la campaña 2015 Larroque le pidió 5 millones de pesos, pero él lo mandó a hablar con Wado De Pedro. Además dijo que De Vido decía que el financiamiento había que derivarlo en Wado De Pedro.  

Qué dijo López sobre La Cámpora.

“Con relación al financiamiento de La Cámpora puedo aportar que conmigo y el resto de los viejos que teníamos relación con Muñoz y Néstor, nos veían como la escoria. Desconozco si De Pedro conocía el sistema de recaudación. La organización de la Cámpora era atípica, Larroque, Julián Álvarez, y De Pedro tenían peso, Máximo lo manejaba más con el teléfono y Axel Kicilloff si bien estaba dentro del grupo lo veían más como un técnico, pero tenía mucha más llegada a Cristina”.

“En cuanto a lo dicho en relación a la Cámpora, que De Vido me dijo que ‘hiciste bien porque nosotros estamos financiando a De Pedro’. Ellos no eran líneas opuestas dentro de La Cámpora pero tenían diferente relación con Máximo. Máximo tenía más afinidad con Wado, que con el Cuervo. El financiamiento de De Pedro era general no para un distrito en particular. De Vido me dijo que De Pedro tenía más relaciones con la gente de justicia legítima. Desconozco si De Pedro a su vez financiaba a Justicia Legítima. La relación de Julio era con Wado. El que se relacionaba con el resto de la Cámpora era José Olazagasti”.

“Respecto a que nos veían como la ‘escoria’ y si había financiamiento de Planificación a La Cámpora, manifestó que estuve en una reunión con De Vido y llegó Olazagasti y comentó que sí había financiamiento a los ‘chicos de la Cámpora’, que eran Wado, Larroque, Julián Álvarez y Ottavis. Máximo lideraba todo pero estaba mucho en Santa Cruz, venía esporádicamente a Capital. Ottavis viajaba a verlo a Santa Cruz. Máximo estaba al tanto de todo el financiamiento de La Cámpora, y hablaba diariamente varias veces con su madre por este tema…”.

La situación judicial de Máximo. Además de la causa de los cuadernos de las coimas, Máximo enfrenta dos procesos más:  Los Sauces y Hotesur.

En la causa “Los Sauces”, que hace unas semanas fue elevada a juicio oral, el juez Julián Ercolini investiga retornos de los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López en el alquiler de inmuebles en el sur y en Capital Federal. A Máximo lo acusan puntualmente de ser el organizador de una asociación ilícita conformada para lavar dinero proveniente de sobornos yrecibir dádivas. 

En “Hotesur” también fue procesado como organizador de una asociación ilícita. En esta causa, que ya fue confirmado por la Cámara Federal y que está cerca de ser elevada a juicio oral, el juez Julián Ercolini y el fiscal Gerardo Pollicita investigan alquileres de habitaciones hechos por Lázaro Báez a través de la firma Hotesur como un retorno de las ganancias que el matrimonio K le garantizó al constructor mediante la adjudicación irregular de obra pública vial en la provincia de Santa Cruz.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »