MUNDO

24 de octubre de 2018

Este es el barco más antiguo del mundo

Naufragó hace 2400 años y es similar a la de Ulises en Odisea

(ANSA) - El barco más antiguo hallado por el hombre fue detectado casi intacto a dos mil metros de profundidad en el Mar Negro: una nave comercial de 23 metros de largo, originaria de la Grecia Clásica y hundida hace 2.400 años, similar al barco de remos de Ulises en Odisea de Homero.

El descubrimiento fue realizado por un equipo de arqueólogos conducido por el británico Joe Adams en el marco del proyecto de búsqueda submarina bautizado Black Sea Maritime Archaeology Project. Un anticipo fue publicado hoy por The Guardian, en espera de la proyección en el British Museum de Londres, de un documental rodado durante las tareas de investigación.

Se trata de un navío destinado por el momento a permanecer donde está, completamente construido en madera, con timón y sitios para los remeros. El estado excepcional de conservación se debió a las condiciones de falta de oxígeno a esa profundidad, además del hábitat de una cuenca cerrada y prehistórica como el Mar Negro.

"Una nave que sobrevivió intacta desde la época clásica, a dos kilómetros de profundidad, es algo que jamás creímos posible ver", contó al profesor Adams al Guardian. "Se trata de un hallazgo que cambiará nuestros conocimientos y nuestra comprensión de la actividad de los astilleros y la marinería en el mundo antiguo", agregó el arqueólogo sin poder ocultar la emoción.

Para la datación se realizó una prueba de carbono 14, confiada a los investigadores de la universidad británica de Southampton, que pudieron analizar pequeñas partes del naufragio llevadas a superficie. Una fecha que encuentra un sugestivo testimonio en el dibujo de un vaso, más o menos contemporáneo, de la colección del British Museum, el llamado "Siren Vase", en el que aparece el perfil de una embarcación, muy similar a la posada sobre el fondo del Mar Negro, que se considera representa a la nave de Ulises en el momento de su encuentro con las sirenas. Adams confirmó que "su nave de Ulises" no verá la luz por ahora, pues traerla a superficie significaría destruirla, al menos con la tecnología disponible hasta el momento.

El mismo equipo descubrió otros valiosos restos de naufragios en el Mar Negro, desde naves romanas repletas de ánforas hasta embarcaciones cosacas al servicio de los zares rusos del siglo XVII.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »