ECOLOGIA  4 de enero de 2019

Cual es la calidad del Agua que consume Andalgalá

En estos días la calidad del agua del río Andalgalá fue motivo de preocupación por la alta turbidez. Por eso presentamos este informe elaborado por un equipo de científicos de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco.

Desde diciembre de 2015 se está llevando a cabo un monitoreo de la calidad del agua de los ríos Choya, Potrero, Totoral, Andalgalá y Vis Vis. El mencionado estudio es parte de un proyecto de Desarrollo Tecnológico y Social financiado por el Consejo Interuniversitario Nacional y el Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), y el equipo de trabajo está compuesto por tres geólogas y un geólogo. El proyecto surgió debido a la preocupación de los pobladores de Choya en relación a que la puesta en operación del proyecto minero Agua Rica, ubicado en las cabeceras de los ríos Choya y Potrero, podría llegar a afectar tanto la calidad como los caudales del agua de riego y de consumo. El Consorcio de Regantes de Choya participó en la elaboración del proyecto, así como en la toma de muestras y en la realización de dos talleres abiertos a la comunidad en el Centro Vecinal de Choya. Los resultados de los dos primeros muestreos fueron presentados en las II Jornadas de Ambiente, realizadas en la ciudad de Tandil en octubre de 2016, por Margarita Do Campo, Lino Pizzolon, María Duperron, Leonardo Ferro y María Fernanda Valenzuela.  En esta nota hacemos una reseña del informe que darán a conocer los geólogos en su próximo viaje a Andalgalá, en el que repetirán los muestreos y realizarán un nuevo taller para dar a conocer los resultados a la comunidad de Choya.

Problemas en la calidad de agua de los ríos Andalgalá y Vis Vis

Los científicos responsables del estudio mencionado difundirán en los próximos días un informe, al que tuvimos acceso en exclusiva, en el que explican que las aguas del río Andalgalá, y en mayor medida las del río Vis Vis presentan contenidos excesivos de algunos elementos regulados en el Código Alimentario Argentino (CAA). El CAA define cuando un agua es apta para bebida y consumo humano, estipulando contenidos máximos de sales, metales y no metales que son perjudiciales o potencialmente tóxicos para el ser humano, como arsénico, plomo, flúor, nitrato, sulfato, etc.

El informe mencionado indica que los ríos Andalgalá y Vis Vis presentan contenidos de flúor, hierro y manganeso que exceden los máximos permitidos para agua de consumo humano según el CAA. Sin embargo, de acuerdo a la OMS los niveles de hierro y manganeso detectados afectan el gusto, pero no representarían un riesgo para la salud. En el río Vis Vis también se detectaron concentraciones de arsénico superiores a los máximos permitidos para agua de bebida en el CAA, como puede verse en la Figura 1. En cambio, en el mismo informe se explica que de acuerdo a los análisis químicos realizados las aguas de los ríos Choya y Potrero son aptas para consumo humano (Figura 2).

Toma de muestras y análisis de agua

Hasta el momento este grupo de geólogos realizó tres tomas de muestras de los ríos Choya, Potrero, Totoral, Andalgalá y Vis Vis- Amanao (enero de 2016, febrero y noviembre de 2017). En la última campaña también se muestreó la vertiente (ojo de agua) que está en el cauce medio del río Choya. Los análisis químicos se realizaron en los laboratorios del Instituto de Geocronología y Geología Isotópica, del departamento de Geología de la Universidad de Buenos Aires y en el Instituto de Investigación e Ingeniería Ambiental de la Univ. Nacional de San Martín.

¿Qué componentes puede tener las aguas naturales?

A los elementos químicos que se encuentran en solución en el agua se los denomina iones. Los iones que se encuentran en concentraciones más altas en las aguas naturales se los denomina mayoritarios, y son principalmente bicarbonato, cloruro, sulfato, sodio, potasio y calcio. Además, las aguas naturales pueden contener numerosos elementos químicos en solución en muy bajas concentraciones, por lo cual se dice que están a nivel de traza. Algunos de estos elementos son esenciales para la salud humana (hierro, cobre, yodo, fósforo, zinc), pero otros como el plomo y el arsénico, son perjudiciales y además tienen tendencia a acumularse en el organismo a partir de fuentes en los que se encuentran en bajas concentraciones. Estos análisis son la base para clasificar las aguas y para determinar si son aptas para consumo humano, usos agrícolas o industriales. Las aguas naturales que usamos para beber, a las que llamamos dulces, en general son bicarbonatadas cálcicas y tienen bajo contenido de sales disueltas.

¿Qué resultados obtuvieron estos geólogos?

  • De acuerdo a sus constituyentes mayoritarios el agua del río Choya es de tipo bicarbonatada-sulfatada cálcico-sódica, mientras que la de la del ojo de agua es bicarbonatadas sódico-cálcica, con mayor concentración de sales que el río. El agua del río Andalgalá es bicarbonatada cálcica, la del río Potrero bicarbonatada-sulfatada cálcica, y la del río Totoral bicarbonatada sódico-cálcica. En cambio el río Vis Vis tiene agua de tipo sulfatada sódica.
  • El agua del río Choya y la del ojo de agua presentan, respectivamente, contenidos de flúor de 1,1 y 1,4 mg/l, por debajo del máximo de 1,5 mg/l estipulado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque algo superiores al valor máximo que establece el CAA de acuerdo a la temperatura media anual de la zona que es de 25 °C (máximo 1 mg/l). Los ríos Andalgalá y Vis Vis presentan contenidos de flúor aún más altos (1,7 y 1,9 mg/l).
  • Los contenidos de sales disueltas (SDT) de los ríos varían a lo largo del año, pero hay características generales que se mantienen. Los ríos Andalgalá, Potrero y Totoral son los que presentan menor contenido de sales disueltas. Para el río Choya se obtuvieron valores intermedios de sales disueltas (entre 460 y 630 mg/l), en tanto el río Vis Vis es el que presenta mayor contenidos de sales, más del doble que los del río Choya (SDT: 1550 mg/l).

¿La concentración de elementos traza en el río Choya cumple con la norma del CAA?

  • 9 de los 10 elementos traza analizados en el río Choya presentan concentraciones menores que los máximos permitidos en agua de bebida en el CAA. En cambio, para el hierro uno de los análisis arrojó valores algo mayores al máximo permitido en el CAA (Figura 1). Sin embargo, como se mencionó mas arriba los manuales de la OMS indican que estos niveles de hierro afectan el gusto, pero no afectarían la salud. Esto significa que el agua del río Choya es apta para consumo humano y  de buena calidad !!!

¿El agua del río Choya es la mejor de la zona?

  • No, porque el río Potrero presenta menor contenido de sales y menores concentraciones de algunos elementos potencialmente tóxicos. Pero la ventaja para la comunidad de Choya es que el caudal del río es significativamente mayor al del río Potrero. En efecto en noviembre del 2017 en el río Choya se midió un caudal de 18.000 litros/hora, 20 veces mayor que el estimado para el río Potrero en la misma fecha. Choya cuenta además con el ojo de agua ubicado en el cauce medio del río Choya, en el que se midió un caudal de alrededor de 100 litros/hora.

Figura 1. El valor máximo es 10 mg/l, el punto indica decimales, no miles.

Figura 2. El valor máximo es 10 mg/l, el punto indica decimales, no miles.

Fuente: Do Campo, Margarita; Pizzolon, Lino; Duperron, María; Ferro, Leonardo y Valenzuela, María Fernanda (2017). Caracterización hidroquímica de cinco ríos del departamento Andalgalá, co generada con la comunidad, provincia de Catamarca, Argentina. En: I Jornadas Internacionales de Ambiente y III Jornadas Nacionales de Ambiente 2016: Libro de resúmenes extendidos / coordinación general de Ana Ulberich, Nicolás Cisneros Basualdo y M. Carolina Miranda del Fresno. - 1a ed. - Tandil: Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, 2017. 502 páginas.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »