8 de enero de 2019

Un granjero encontró el cráneo de un supuesto hombre lobo

Los huesos fueron encontrados dentro de una caja encadenada y enterrada en un campo. Mirá las fotos.

Trayche Draganov es un granjero búlgaro que afirmó haber encontrado en una caja, cerrada y encadenada, que contiene un cráneo de un hombre lobo, mientras araba una nueva sección de campo en la localidad de Novo Selo, Macedonia.

Al respecto, el historiador Filip Ganev, que pasó un tiempo en Novo Selo, realizando investigaciones para su libro sobre las guerras de los Balcanes, se reunió con el agricultor, quien le mostró la caja que contiene el cráneo inusual. Informó que el cráneo parece de lobo, aunque con la particularidad de ser un cráneo agrandado, un rasgo que se encuentra sólo en las especies de los primates. Ganev fotografió el cráneo y lo compartió con los funcionarios de vida silvestre del gobierno, que llegaron a la conclusión de que era probable que se tratara de un lobo que sufría de la enfermedad de Paget, una condición que hace que el cráneo aumente de tamaño y parezca más similar al de los humanos. De todas maneras, el investigador dijo que los hombres lobo han sido un elemento básico de folclore balcánico desde antes de la historia. Las leyendas varían de una región a otra en cuanto a cómo y por qué uno se convierte en un hombre lobo. Algunos creen que una persona nace con la capacidad de cambiar de forma en un lobo. Los bebés que nacen con el pelo se dice que tienen una proclividad para esto.

Otras regiones creen que una persona que murió en un pecado mortal o hizo alguna otra unión con el diablo y renacería como hombre lobo. Aunque las diferencias son grandes, hay una cosa que todos ellos comparten, y es cómo deshacerse de un cadáver de hombre lobo.

Los hombres lobos siempre fueron tratados como casos de exorcismo por un sacerdote de la parroquia, y se solía resolver con la decapitación y la quema del cuerpo. Se pensaba que los hombres lobo tenían que ser asesinados el sábado, porque ese es el día en que yacen descansando en sus tumbas y pueden ser capturados fácilmente. En el caso de este hombre lobo macedonio, parece como si todo eso no hubiera sucedido. Incluso fue descubierto por un granjero curioso.

En cualquier caso, Trayche dijo no temer que el espíritu del hombre lobo se dé a conocer y sí está muy orgulloso de su descubrimiento, aunque el resto de los pobladores de Novo Selo no comparten su actitud frívola y sienten que habría quedado mejor en el suelo.

“Muchos de mis vecinos están enojados de que yo haya trastornado al vrkolak (hombre lobo)”, dijo Trayche. Y agregó, lacónicamente: “Dicen que voy a renacer como un hombre lobo. Si ese es ahora mi destino, que así sea. Lo que está hecho, hecho está”. 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »