LABORALES

30 de enero de 2019

Rechazan reforma laboral en textiles

Gremios se negaron a plan del gobierno. El próximo encuentro será con  la rama metalmecánica en los próximos días. 

Por Luciano Bugner 
@lucianobugner 

El Ejecutivo busca meter a cuentagotas la reforma laboral en las agendas de los sindicatos y los empresarios. El primer intento fue con la rama textil, curiosamente uno de los sectores más castigados durante el año pasado. Con la ausencia del ministro de Trabajo y Producción, Dante Sica, la reunión apenas tuvo avances sectoriales.

"Comenzaron hablando una serie de temas", resumieron desde Alem 650. La CGT, en voz de Héctor Daer, pidió que no haya abuso de poder. Con poca satisfacción, el segundo ensayo será, en los próximos días, con la rama metalmecánica.

Cambiemos sabe que, en época electoral, hablar de reforma laboral significa, de mínima, una serie de cuestionamientos por parte de los trabajadores. Por eso, la reunión tripartita de ayer (empresarios, representantes gremiales y funcionarios) fue catalogada como "la primera de una serie de encuentros entre las partes".

En comunicación con Crónica, el Ministerio de Producción y Trabajo detalló que la principal temática estuvo vinculada a la "productividad y la generación de las condiciones para impulsar la competitividad de la actividad". En boca de los gremios, "proponen flexibilizar el pago del aguinaldo, el otorgamiento de las vacaciones, crear un banco de horas, y eliminar el trabajo a domicilio".

Mediante un documento firmado por José Listo (AOT), Romildo Ranu (Soiva), Heraldo Mage (cortadores) y Jose Minaberrigaray (Setia), los sindicatos reclamaron "medidas urgentes y concretas" tendientes a generar "mayor trabajo, producción, poder adquisitivo de los trabajadores y reactivación del sector textil y la indumentaria".

La declaración rechaza la modificación o derogación de la ley 12.713 de trabajo domiciliario al sostener que su actual vigencia "no genera ningún inconveniente" en el mercado de trabajo.

Apareció la CGT

El apoyo de la CGT, acorde a las épocas que corren, llegó a través de Twitter. "Rechazamos el intento del gobierno de precarizar el empleo en la industria textil y adherimos al reclamo de los compañeros del sector a que se apliquen medidas urgentes que reactiven la industria y mejoren las condiciones de los trabajadores. Sin diálogo social y negociación colectiva, sólo queda el abuso de poder", disparó su líder, Héctor Daer.

El gobierno -representado por el secretario de Trabajo, Lucas Aparicio, y el ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas- señaló que se habló de "fortalecimiento interno, al tema de exportaciones, lo laboral, y lo relacionado a la industria 4.0. Dicha agenda de trabajo se continuará abordando próximamente en nuevas reuniones entre las partes".

Aparicio argumentó ante los gremios que la reforma ya contaba con el visto bueno del sector empresario, pero los representantes sindicales respondieron que ninguna cámara los había notificado, lo cual llevó a la sospecha del FMI detrás de las negociaciones. En representación de la Asociación Obreta Textil, José Listo disparó que "los  gremios no van a firmar nada, y cualquier reforma que quiera encarar el  gobierno tiene que pasar por el Congreso y contar con la participación de la CGT".

Tras el fallido intento, el segundo sector a dialogar con Trabajo y Producción será la mesa metalmecánica.

Desde la

#CGT

rechazamos el intento del Gobierno Nacional de precarizar el empleo en la industria textil y adherimos al reclamo de los compañeros del sector a que se apliquen medidas urgentes que reactiven la industria y mejoren las condiciones de los trabajadores/as.

pic.twitter.com/SCkoxBbfap

 

— Hector Daer (@hectordaer)

29 de enero de 2019

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »