ELECCIONES 2019

21 de marzo de 2019

¿Cuándo se lanzan Cristina, Lavagna y Tinelli, y de qué depende que se presenten o no?

El 22 de junio vence el plazo para presentar las candidaturas a presidente, gobernador y cargos legislativos para las elecciones de octubre.

Con un Mauricio Macri absolutamente convencido de ir por la presidencia -y María Eugenia Vidal por la provincia- queda por definir quiénes serán los candidatos opositores. Los que más expectativa generan -y que tienen la capacidad de cambiar el escenario electoral- son Cristina Kirchner, Roberto Lavagna y Marcelo Tinelli.

Roberto, la "esperanza blanca"

Si los números de la economía no muestran signos de estabilidad, una parte del electorado cautivo de Cambiemos empezará a mirar otras opciones. Con esa hipótesis de fondo, toma protagonismo la candidatura de Roberto Lavagna.

Su intención de voto es aún baja. Captura en promedio el 15%, similar a la de Sergio Massa. ¿Por qué suena entonces con tanta fuerza su nombre? Porque su diferencial de imagen es positivo (mérito que no ostenta casi ningún dirigente en la Argentina) y tiene margen para crecer con un alto índice de desconocimiento.

¿Qué tiene que pasar para que se decida a competir? En principio vale aclarar que Roberto no se muere de ganas por ser candidato. Sí quiere ser presidente por un período. Busca que otros dirigentes políticos armen un esquema de alianzas que le permitan ser el postulante de la unidad.

En su pequeño entorno aseguran que "no va a especular hasta el final". Se lanzaría entre mediados de abril y mayo. Él está decidido a jugar. Aunque pretende para eso que se bajen Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey, los otros dos aspirantes del espacio de Argentina Federal.

Mientras tanto, Lavagna va este miércoles a Córdoba, tierra del gran armador de Argentina Federal Juan Schiaretti, hombre que, con jugada de pizarrón, logrará retener su provincia sin hacer campaña ya que logró dividir a Cambiemos.

Para armar equipos, Roberto maneja un esquema “radial” similar al del primer Néstor Kirchner. La estrategia final está solo en su cabeza y ninguno de sus colaboradores sabe cómo sigue la cosa.

Un punto clave para terminar de decidirse es que el espacio consiga un candidato a gobernador. El PJ ortodoxo insiste con que tiene que ser Massa; él no quiere saber de nada.

Es en ese marco que entra la figura de Marcelo Tinelli.

Tinelli, el outsider

Blanquearía sus intenciones en una fecha cercana a la de Lavagna. "En 30 días define", calculan en su entorno. El problema es que aún no saben cuál será el contenido de esa definición.

Algo tiene claro. Tiene una responsabilidad con las familias que dependen de su productora. No estaría dispuesto a incumplir su contrato artístico para hacer ShowMatch.

Parte del peronismo quiere que sea candidato a gobernador. Él recorre la provincia y está dispuesto... una batalla para valientes que pocos quieren dar. Sabe que aunque pierda, gana; y cualquier resultado más o menos digno (perdiendo con Vidal) lo posiciona en un lugar destacado del escenario político.

Aunque no sabe cuál será su lugar, Tinelli tiene claro es cuál será su discurso, independientemente de a qué se postule. Asesorado, cree que el principal problema de la Argentina es la grieta. Es lo que va a instalar en cada aparición pública.

Cada paso que da Tinelli desde mitad de año pasado es político. Está meditado y pensado. Hoy, espera un gesto fundamental: que Schiaretti y Pichetto apoyen públicamente la candidatura de Lavagna. Será un factor clave en su decisión.

Cristina Kirchner, la dueña del tercio

A diferencia de Tinelli y Lavagna, Cristina esperará hasta último momento. Probablemente dos días antes del cierre de listas. “El deterioro económico es tan grave que no podés tomar decisión ahora”, indican desde Unidad Ciudadana. Habrá tiempo para especular.

El viernes llega desde Cuba si no se complica la salud de Florencia. Seguramente, a partir de ese día, volverán a peregrinar dirigentes al Patria buscando respuestas que no llegarán. Dato clave: la salud de Florencia puede ser determinante en la decisión.

En Unidad Ciudana hay una mesa chica integrada por Cristina, Máximo y Alberto Fernández. Cristina y Máximo no hablan con la prensa por lo que lo que diga Alberto debe ser interpretado como voz oficial. 

En estos días dijo que Cristina podría no ser candidata. ¿Creer o reventar?

Cristina sigue controlando todo como en sus épocas de presidencia. Por eso, sería difícil que no hubiera visto el video que se editó contando la situación de Florencia.

Hasta fin de febrero, la estructura de Unidad Ciudadana se centró en los cierres provinciales. Consideran el objetivo cumplido, excepto en algunos casos: en Chubut y Tucumán hay dos listas peronistas pero no se apoyará a ninguna

En Córdoba obviamente apoyarán a la lista propia enfrentada con Schiaretti. En Salta, tierra de Urtubey, todavía ven margen para negociar.

El peronismo de la calle Matheu se ilusiona con que a último momento Cristina se baje y habilite una gran PASO opositora. Para eso trabajan, entre otros, Daniel Scioli, Felipe Solá y Agustín Rossi.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »