SALUD  14 de mayo de 2019

¿Los diabéticos pueden tomar edulcorantes?

Médicos explican el papel de los edulcorantes en el control de glucosa.

Hay muchos mitos que se ciernen alrededor de los edulcorantes. Incluso muchas personas consideran que son seguros para las personas con diabetes, pero este mito ha sido derrumbado por expertos, quienes asegura que los edulcorantes pueden ser sustitutos de azúcar para estos pacientes crónicos.

Es falso que los niveles de glucosa sanguínea se incrementan con los edulcorantes y, por esta razón, se pueden usar en vez de azúcar para que la gente con diabetes tipo 1 y 2 logre un mejor control glucémico.

El hecho de que los edulcorantes no causen una subida en los niveles de glucosa sanguínea ha sido afirmado por autoridades normativas que también confirman su seguridad en adición a investigaciones que se han llevado a cabo durante casi cuatro décadas.

 

Dudas despejadas en congreso médico

En el marco del 31° Congreso Nacional de la Federación Mexicana de Diabetes, realizado en Acapulco, México, expertos médicos presentaron las más recientes evidencias científicas sobre el uso de edulcorantes en diabéticos.

Héctor Sánchez Mijangos, presidente de la Federación Mexicana de Diabetes, compartió los más recientes datos científicos durante una presentación para científicos y profesionales de la salud, mientras que la Dra. Marisol Gil Pérez, presidente y fundadora de la ONG Historias de Vida y Azúcar, habló con la gente sobre la diabetes y el papel que desempeñan los edulcorantes, además de compartir información práctica sobre su uso en la dieta diaria.

 

Sánchez Mijangos concluyó que, cuando se usan los edulcorantes para reemplazar el azúcar en el contexto de una dieta controlada, pueden ayudar a las personas a reducir su ingesta de energía y carbohidratos y, como consecuencia, ayudar a controlar con más efectividad su peso corporal y niveles de glucosa.

El especialista también presentó los resultados de una declaración de postura sobre edulcorantes que emitió la Federación Mexicana de Diabetes en 2016, y que apoya que los edulcorantes no incrementan los niveles de insulina y glucosa en la sangre y no presentan efectos secundarios en el control glucémico a largo plazo.

Durante la conferencia titulada “Sustitutos de azúcar: ¿son para mí?”, Marisol Gil Pérez explicó la evidencia que apoya la inocuidad de los edulcorantes y mostró cómo las autoridades normativas examinaron a detalle esta evidencia para decidir sobre la seguridad de los sustitutos de azúcar, además de hablar sobre su papel en el control de la diabetes.

La doctora ofreció algunos ejemplos prácticos de cómo los edulcorantes se pueden usar para reemplazar las calorías y los azúcares en alimentos y bebidas.

En conclusión, los edulcorantes pueden ser una herramienta útil para ayudar a los pacientes con diabetes tipo 1 y 2 a tener un mejor control glucémico cuando se usa para reemplazar el azúcar aunado a una dieta saludable y un estilo de vida activo.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »