POLICIALES

19 de octubre de 2019

Fue a visitar a su hija y abusó de su nieta

El hombre, de 50 años, aprovechó que su nieta de 15 estaba sola para abusar de ella. A raíz de la denuncia, se conocieron varios antecedentes de acoso.

Un hombre de 50 años abusó de su nieta de 15 años en su casa de Ciudad Evita. El hecho sucedió en una vivienda situada en las calles Tabaré y Camino de Cintura el último lunes a la noche.

Todo sucedió cuando Daniel Osvaldo fue a visitar a su hija Romina y a su nieta, que viven a cuatro cuadras de su casa. Pero al ingresar al hogar, se dio cuenta que la menor de 15 años estaba sola y aprovechó para abusar de ella.


Según informa Crónica, una amiga de la víctima fue quien, al advertir la situación, comenzó a gritar y provocó que el acusado escapara antes de violar a la menor.

 

Tras realizar la denuncia, se conoció una larga lista de episodios similares, e incluso, situaciones de acoso permanente a alumnas de un colegio. El hombre continúa en libertad.

Según se denunció ante la Comisaría de la Mujer y la Familia de Gregorio de Laferrere el acusado ingresó a la habitación de la adolescente cuando la víctima estaba acostada en su cama.

Fue entonces cuando se abalanzó sobre ella, con una mano le tapó la boca y con la otra abusó de ella. A continuación, le exigió a la menor que le practique sexo oral.

 

En diálogo con Crónica, la madre de la víctima relató el calvario que vivió su hija y aseguró que su padre ya había sido denunciado por haber abusado a menores.

En ese sentido detalló que el agresor estaba en pareja con una mujer y que gracias a la acusación, la hija de esta señora confesó que había sido sometida a una situación similar.

“Hace dos años percibí que mi padre miraba de una manera extraña a mi hija, me animé a plantearlo y se generó una gran discusión. Él se hizo el ofendido y yo elegí creerle porque nunca antes me había tocado un pelo. No entiendo cómo fue capaz de hacerle eso a su propia nieta”, relató.

 

Por otro lado, aseguró que a su padre “le gustaba salir con chicas jovencitas, de unos 17 años” e incluso “tenía relaciones sexuales con ellas”. En ese sentido, detalló que en algunas oportunidades había sido denunciado por los padres de las menores.

“Él me decía que era consentido y yo le creí, jamás imaginé que era un perverso, no quise verlo“, lamentó la mujer.

Además, los vecinos aseguraron que el acusado solía acercarse a un colegio todas las semanas, y cuando las alumnas salían las acosaba constantemente. “Les gritaba todo tipo de barbaridades y les sacaba fotos a sus colas, es un enfermo”, manifestaron.

“No quiero que ninguna otra mujer sea víctima de este hombre. Me duele en el alma darme cuenta de la persona que es mi padre pero le arruinó la vida a mi hija y tiene que pagarlo. Exigimos justicia desesperados. La policía tiene que encontrarlo y ponerlo tras las rejas”, concluyó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »