DEL INTERIOR

24 de octubre de 2019

Jornalero de Palo Blanco quedo sin casa y vive en la indigencia total

Sin hogar y con una familia desmembrada, un jornalero de la localidad de Palo Blanco, al norte de Fiambalá, vive en la vía pública.

El hombre se instaló en una precaria construcción a la vera de la Avenida Virgen del Valle en el barrio San Lorenzo. Una historia de la pobreza que afecta al interior de la provincia.

José habita una precaria construcción a la vera de la avenida Virgen del Valle, en Palo Blanco.-eldiariodecatamarca.com

José Caro es el jefe de familia que desde hace días vive en un rancho de lonas y palos en inmediaciones a avenida Virgen del Valle, en el barrio San Lorenzo, luego de que tuviera que dejar junto a su familia la vivienda que ocupaba en calidad de préstamo.
La familia de escasos recursos habitaba hasta hace poco tiempo en una humilde casa que le había sido cedida en préstamo pero tuvo que ser entregada, lo que llevó a que el grupo familiar se viera desmembrado y el hombre se aventurara a vivir en la vía pública.
Su esposa y cinco hijos menores de edad tuvieron que emigrar a la localidad Medanitos donde consiguieron alojarse en la casa de un familiar, hasta tanto puedan resolver la situación que atraviesan.
José es jornalero y vive de la cosecha, con los pocos ingresos que consigue apenas logra mantener a su familia y no logró contar hasta el momento con recursos para encarar por su propia cuenta la construcción de una vivienda propia.


Desde que comenzó en esta labor tuvo que rodar por fincas en su pueblo Palo Blanco o irse a otros departamentos en tiempo de cosecha, incluso a provincias vecinas como La Rioja, pero la economía repercute en la producción y no consigue mucho trabajo.
Es una de las tantas historias de pobreza que conmueve y que se ve recrudecida por la situación económica que afronta el país, especialmente en el norte de Fiambalá donde en estos últimos años empeoró la calidad de vida de muchas familias por la falta de políticas que puedan generar fuente de trabajo y la insuficiente asistencia social que tiende a mejorar ‘para la foto’ cuando situaciones como estas se hacen públicas.


La situación causó sorpresa entre los vecinos que se dieron con la presencia de esta construcción y se conmovieron con la historia del hombre a quien alguna vez le habían iniciado la construcción de los cimientos y luego abandonaron la obra en su comienzo.

Hasta el momento de publicación no recibió ninguna ayuda del estado. Seguramente posterior a la publicación desfilarán con asistencia y cámaras para mediatizar una ayuda que debería haberse realizado con mucha anticipación.

https://elabaucandigital.com

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »