JUDICIALES

16 de diciembre de 2015

El juez Cecenarro fue apartado del caso del cura Rasguido

La Corte de Justicia hizo lugar al pedido de la fiscal Marta Nieva quien había solicitado la recusación del juez Rodolfo Cecenarro, y ordenó que sea apartado de la causa abierta en contra del cura Renato Rasguido por supuestos abusos sexuales en contra de un menor.

La resolución del máximo tribunal local se conoció el lunes al mediodía y dispone que se designe un juez subrogante para que continúe con la causa penal.   A principios de noviembre, Marta Nieva, fiscal de la Segunda Circunscripción Judicial, había pedido la recusación del juez de Control de Garantías, Rodolfo Cecenarro. El pedido de Nieva se fundamentaba en que la sobrina del magistrado es codefensora del imputado Rasguido, y que el defensor -el abogado Luciano Rojas- asiste al hijo del juez en una causa judicial por "amenazas" en Andalgalá.   La Corte de Justicia, con la firma de Amelia Sesto de Leiva, José Ricardo Cáceres y Raúl Cipitelli, emitió el fallo y designó al juez Civil Escipión Scidá como subrogante de Cecenarro.   Días después de presentar la recusación contra el juez, la fiscal Nieva le había manifestado que las situaciones denunciadas "podrían afectar la independencia e imparcialidad del magistrado".   La causa En lo relacionado con la causa, ésta se encuentra varada en la Cámara de Apelaciones luego de que el ahora desplazado juez Cecenarro intimara a la fiscal de la causa para que en un plazo no superior a los 30 días resuelva la situación legal del imputado. Este planteo había sido apelado por la fiscal Nieva, quien entendió que al estar en libertad Rasguido no había premura para resolver la situación.   El religioso fue imputado en mayo de 2014, luego de la denuncia de la madre de un adolescente que tiene 15 años, pero que habría comenzado a ser sometido por Rasguido desde 2012.   Según la denuncia realizada por la mujer, en 2012 el cura habría manoseado en sus partes íntimas a su hijo y que esta situación se reiteró cuando ambos fueron hasta una iglesia de Aconquija. En esa ocasión, según la investigación, el sacerdote habría accedido carnalmente del adolescente y al regresar a la ciudad de Andalgalá habría intentado ultrajarlo nuevamente.   La fiscalía lo imputó por los delitos de "abuso sexual simple", "abuso sexual simple en grado de tentativa" y dos hechos de "abuso sexual con acceso carnal", todos calificados por su condición de sacerdote de la supuesta víctima. Estuvo demorado unas horas y se le ordenó el recupero de libertad bajo una serie de restricciones. El Obispado lo trasladó de Andalgalá a la Capital.   A fines de octubre de este año, la madre nombró como defensores a Pablo Vera Aráoz y a Silvia Barrientos, quienes presentaron una nueva denuncia contra Rasguido por supuesta "corrupción de menores".

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »