JUDICIALES

26 de febrero de 2016

Murió el chico que estaba internado grave tras recibir un ladrillazo en la cabeza

Nicolaz Ezequiuel Verdala, el adolescente de 16 años que el pasado domingo recibió un ladrillazo en la cabeza en Pilar.

Tras el fallecimiento de Nicolás, quien estaba en coma y con muerte cerebral, la imputación de su atacante, un joven de 17 años detenido luego de que se vanagloriara del hecho en su cuenta de la red social Facebook, cambiará de "tentativa de homicidio" a "homicidio".

El hecho ocurrió el domingo alrededor de las 7, cuando la víctima y sus amigos acababan de salir de una fiesta de 15 y caminaban por el cruce de Dr. Bernardo Houssay y Bolivia, en el barrio San Alejo de Pilar.
Según consta en el expediente, el grupo de Nicolás fue interceptado por otros jóvenes del barrio, que comenzaron a increparlos con la intención de provocar una pelea.

De acuerdo con el relato de sus familiares, el adolescente quiso evitar el conflicto y se quedó “a un costadito”, aunque uno de los atacantes tomó un ladrillo del suelo, lo sorprendió desde atrás y le dio un fuerte golpe en la cabeza.
La pelea finalizó y Nicolás caminó por sus propios medios hasta su casa, fue directamente a su habitación y se acostó.

“Se levantó mi señora a abrirle la puerta y le dijo que lo habían golpeado con una piedra”, explicó el último martes a la prensa el padre de Nicolás, de nombre Javier, y agregó que tanto él como su esposa le preguntaron “si estaba bien”, que el joven les respondió “que sí, que no era nada” y “que se iba a dormir, que estaba bien”.
Sin embargo, al regresar a verlo horas más tarde el hombre descubrió que Nicolás estaba en el suelo: “Había querido ir al baño y había quedado todo duro. Lo acosté, lo moví un poco y no reaccionaba”, dijo.

El joven fue trasladado al hospital de Pilar y luego derivado al Hospital Privado Nuestra Señora de la Merced, de Martín Coronado, partido de Tres de Febrero.
Allí los médicos constataron que tenía muerte cerebral y quedó internado con asistencia respiratoria mecánica, hasta que finalmente hoy falleció.

Por el hecho fue detenido el lunes un joven de 17 años, ya que, entre otros elementos probatorios en su contra, los investigadores encontraron una publicación en su perfil de la red social Facebook en la que se jactaba de la golpiza y de cómo luego de ella había reforzado su supuesto dominio territorial en el barrio.

Las fuentes consultadas dijeron que el presunto asesino fue alojado en el Instituto de Menores de Abasto, en La Plata, acusado de “homicidio en grado de tentativa”, aunque tras la muerte de Nicolás la carátula de la causa se agravará a “homicidio”.

Por otra parte, otros tres miembros de la patota que atacó a la víctima y sus amigos ya fueron identificados y hoy permanecían en libertad a disposición de la titular de la fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil de Pilar, Paula Romeo.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »