SALUD

1 de octubre de 2017

En Catamarca no se registró ningún caso de gripe A, informó el Ministerio de Salud

Las enfermedades respiratorias afectan a toda la población, fundamentalmente, a los menores de 6 años y mayores de 65. Hasta la primera semana de septiembre de este año en el hospital de Niños Eva Perón se registraron 46.833 consultas en general. De esas consultas, 28.622 fueron por enfermedades respiratorias.

Según datos del departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud en relación al 2016, este año las atenciones por enfermedades tipo influenza redujeron un 14,5 %  respecto al año anterior, ya que 45.353 pacientes fueron abordados por estas patologías, mientras que en igual periodo pero del 2017 se registraron 38.871 atenciones, siendo la mayor requisitoria las consultas por síndrome febril.

Es de destacar que en ambos periodos no se registró ningún caso de gripe A.

Las infecciones respiratorias constituyen uno de los problemas de salud que más afecta a la población infantil de 0 a 6 años, dentro de este grupo, los diagnósticos principales son neumonía e influenza, seguidas por bronquitis y bronquiolitis.

Las patologías de mayor riesgo como  neumonías,  bronquiolitis, gripe y síndrome coqueluchoide requirieron 10.530 atenciones, por lo que el 22,48% de las consultas fueron por enfermedades respiratorias.

En el Valle Central respecto a las atenciones realizadas en el Hospital Interzonal San Juan Bautista, Nueva Maternidad Provincial 25 de Mayo y Área Programática  N° 1 se atendieron a 11.806 pacientes con patologías relacionadas a enfermedades respiratorias, de los que 185  fueron diagnosticados con bronqueolitis , 9062 enfermedad tipo influenza, por neumonía se atendió a 547 personas y a 2012 por infecciones respiratorias aguda grave (IRAG).

El ministro de Salud de la Provincia,  Ramón Figueroa Castellano, destacó que los  números decrecieron respecto al año anterior  porque el sistema sanitario dio respuestas a todas las consultas. Aseguró  que la “atención permanente en todos los centros de salud de la provincia, el trabajo de coordinado de las diferentes áreas fue importantísima”. Además, explicó que “siempre existió disponibilidad de camas en pediatría y neonatología,  no faltaron medicamentos ni insumos durante la época invernal por que la línea marcada fue afianzar siempre la previsión y prevención”, señalo.

El ministro Figueroa Castellanos aseguró que la disminución de los casos de estas enfermedades se debe al plan estratégico programado que  realizó el Gobierno. “La Campaña de Invierno 2017, comenzó en forma anticipada, con acciones concretas en prevención y promoción de la salud. Se apostó a la vacunación, la prevención, el trabajo interdisciplinario y la coordinación de los distintos efectores sanitarios para ampliar la atención y efectivizar los recursos: médicos, de infraestructura, insumos y de medicamentos”.

Recomendaciones para prevenir las enfermedades respiratorias 

Si bien la época de mayor incidencia de enfermedades respiratorias  ha pasado,  el Ministerio recuerda ciertas recomendaciones para prevenir estas patologías:

-Lavado frecuente de manos con agua y jabón.

-Cubrir la boca y la nariz al toser y estornudar.

-Tirar a la basura los pañuelos descartables inmediatamente después de usarlos

-Limpiar las superficies que tocan los enfermos con agua y detergente o jabón, o alcohol al 70%.

-Aislamiento domiciliario de los pacientes con influenza por 7 días, para evitar contagiar sobre todo niños y ancianos convivientes.

-Ventilar bien la casa la mayor cantidad de veces  posible.

-Vacunación antigripal en aquellas personas que pertenecen a definidos grupos de riesgo.

En verano también debemos prevenirnos de las Enfermedades Respiratorias

Las infecciones respiratorias altas pueden aparecer también durante el verano, por lo que también hay que prevenir la aparición de afecciones en esta época del año.  Los resfríos, la faringitis y enfermedades tipo influenza -gripe- son también “muy comunes” durante el periodo estival y afectan por igual a niños y adultos. En la mayoría de los casos se debe a los bruscos cambios de temperatura a los que se somete el cuerpo -lluvia, calor, humedad-  y la exposición a temperaturas bajas para combatir el calor -ventiladores, acondicionadores de aire, baños en agua helada fría, entre otros.

Desde el Ministerio de Salud de la Provincia, se  sugiere principalmente un uso adecuado del aire acondicionado para evitar malestares en las vías respiratorias o garganta.

 

El encierro, la falta de circulación de aire y de recambio con el ambiente externo favorecen la proliferación de gérmenes en los espacios comunes por lo que es necesario ventilar los espacios en algún momento del día.

Los resfríos o cuadros infecciosos suelen ir acompañados de estornudos, congestión, picazón y secreción nasal; picazón e inflamación de la garganta; voz ronca, tos y carraspeo; dolor de cabeza y fiebre y suelen agudizarse por los cambios ambientales o climáticos y por los cambios a los que las personas se someten para mitigar los efectos del calor sofocante.

Ante la aparición de los primeros síntomas se aconseja  no auto medicarse y consultar a un especialista de la salud para evitar que se agrave el cuadro; lavarse las manos frecuentemente y usar alcohol en gel -especialmente después de ir al baño, después de cambiar pañales y antes de manipular alimentos-, tanto niños como adultos; y ventilar habitaciones, lugares compartidos y de trabajo y mantener una hidratación constante con agua segura o jugos naturales.

 

USO DEL AIRE ACONDICIONADO: Se recomienda acondicionar los ambientes con temperaturas entre 24 y 27 grados, mantener la humedad del ambiente usando la función de ventilación y mantener los filtros limpios.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »