LOCALES

19 de julio de 2018

Consumo en Catamarca: alcohol 52%, tabaco 26,7% y marihuana 2,3%

Salud Mental presentó datos del Estudio Nacional sobre patrones de consumo en poblaciones de 12 a 65 años.

En la subsecretaría de Medicina Preventiva, se llevó a cabo una conferencia de prensa donde se brindaron detalles del 6° Estudio Nacional sobre patrones de consumo en poblaciones de 12 a 65 años, realizado por la SEDRONAR.

 

Encabezó la misma, el ministro de Salud de la Provincia, Dr. Ramón Figueroa Castellanos, quien estuvo acompañado por la subsecretaria de Medicina Preventiva y Promoción en Salud, Dra. Gloria Barrionuevo; el subsecretario de Salud Mental y Adicciones, Lic. Matías García Terán; la directora de Políticas de Promoción y Prevención, Lic. Judith Bogomolny; el director de Relaciones Institucionales, Lic. Juan José Codigoni y la directora de atención Comunitaria, Lic. María Elena Ciancaglini.

Al respecto el ministro de Salud señaló que “estamos convencidos que la causa de las adicciones es multifactorial y la resolución es ir sobre las causas”.

“La adicción también tiene que ver con la  carga genética vinculada a las adicciones y la manera de reaccionar del organismo. Vinculado al tipo de droga hay sustancias más adictivas que otras. Pero  también tiene que ver el  medio ambiente, con el contacto con el tóxico. Estamos trabajando con la subsecretaría de Salud Mental y Adicciones, distintos municipios, el Ministerio de Desarrollo Social y ONG, con un abordaje integral desde distintos sectores de la sociedad, pero siempre necesitamos el apoyo de la familia para armar una red para trabajar desde la integralidad. No podemos ver solo la adicción porque detrás de esa persona hay muchos factores que deben ser interpretados para entender la causalidad de las adicciones”, expuso.

Por su parte el subsecretario, Lic. Matías García Terán indicó que  para nosotros es sumamente importante contar con datos fiables, recolectados mediante metodología de investigación válida, sobre todo en cuanto a cuál es la prevalencia de consumo en la provincia de sustancias legales e ilegales. El estudio estuvo a cargo de la SEDRONAR con quienes estamos trabajando en conjunto.  Cuando se evalúa este tipo de situaciones que tiene que ver con diagnósticos provinciales siempre es recomendable que sea un organismo externo a la provincia el que lo haga”.

El subsecretario destacó tres ejes fundamentales: el patrón de consumo en algún momento de la vida de la persona, el del último año (en este caso el año 2017) y el del último mes (octubre de 2017).

“En el 2017, en cuanto a consumo de sustancias, la que más se consumió fue el alcohol en un 52%. La segunda sustancia es el tabaco en un 26,7% y recién en tercer lugar se encuentra la primera droga ilegal que es la marihuana con un 2,3% de consumo”, relató García Terán.

Los datos obtenidos en la provincia, partir de ciertas objetividades serán utilizados para la toma de decisiones, “y también sirven para tener un diagnóstico certero de lo que está sucediendo en la provincia, en materia de consumo de sustancias en general”, destacó el subsecretario.

Y agregó que “nos encontramos con que hoy la droga por excelencia y más ligada a problemas de salud son las legales, en primer lugar el alcohol y luego el tabaco”.

“Porcentualmente nos encontramos con que el consumo de drogas ilegales está muy lejos de las legales, en este sentido es importante apelar a los medios de comunicación con la percepción de riesgo que la población tiene con el consumo de drogas legales, fundamentalmente con el alcohol”, detalló.

“Es muy importante destacar que la legalidad de la sustancia no habla de las propiedades nocivas o benéficas para la salud. Se interpreta que en el consumo de drogas ilegales es muy alto el riesgo, cuando deberíamos problematizar el consumo de drogas legales, principalmente del alcohol”, remarcó.

García Terán insistió que “este trabajo renueva el esfuerzo que estamos haciendo en cuanto a prevención y asistencia de adicciones. En esto necesitamos a todos los actores comprometidos en la lucha contra el consumo de sustancias, siendo la familia el eje fundamental”.

Para finalizar, señaló que “actualmente la Ley de Salud Mental aboga que la decisión del tratamiento tiene que ser personal, salvo en algunas situaciones donde la persona corre riesgo para sí o para un tercero  y que esa evaluación del riesgo tiene que estar dada por un equipo de salud. En el caso que exista la necesidad de una internación involuntaria, siempre será breve con el objetivo de desintoxicar al paciente, de estabilizar y una vez logrado esto necesariamente hay que externalizar a la persona”.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »