CIENCIA  12 de abril de 2019

Israel no pudo llegar a la luna: la nave se estrelló durante el alunizaje

'Si no lo lográs la primera vez, lo intentás de nuevo', se mostró optimista el Primer Ministro, Benjamín Netanyahu.

La primera nave no tripulada de origen israelí iba a llegar esta tarde a la Luna, financiada con aportes privados. Así, el país sería el cuarto en pisar el satélite natural, ya que anteriormente lo hicieron Estados Unidos, China y Rusia.

Sin embargo, poco después de haber enviado una foto en la que se veía que estaba muy cerca de la superficie lunar desde el control de la operación indicaron que "No lo logramos". Aparentemente, la aeronave se estrelló sobre la superficie uego de que el motor principal fallara.

A pesar del fracaso, el Primer Ministro Benjamín Netanyahu se mostró optimista al sentenciar: "Si no lo lográs la primera vez, lo intentás de nuevo".

La sonda Bereshee, que en hebreo significa “principio”, despegó en un cohete Falcon 9de SpaceX hace 49 días desde Cabo Cañaveral en Florida. Hasta antes de que se estrellara, la nave logró recorrer con éxito el camino hacia la Luna y poder estudiar así el campo magnético del satélite.

Fue el miércoles por la noche, cuando Bereshit logró ejecutar su maniobra final previa al aterrizaje. Así, la maniobra cambió la nave espacial de una órbita circular de la Luna a una altura de 200 km a una órbita elíptica con una periluna de 15 km y una apoluna de 200 km. 

De esta manera, Israel buscaba convertir a Bereshiten en la nave espacial más pequeña en aterrizar en la luna. Medía 1,5 metros de altura, dos metros de ancho y 600 kg de peso y el combustible representa aproximadamente el 75% de su carga útil. 

"Lo más importante es no solo convertirse en el cuarto país en aterrizar en la Luna, sino en nuestro deseo de que los jóvenes de Israel vayan y aprendan ciencia", había dicho a The Jerusalem Post Yigal Harel, jefe del programa de naves espaciales de SpaceIL. 

La misión espacial fue dirigida por el profesor Oded Aharonson, del Instituto Weizmann, y cuenta con la participación de un argentino: el ingeniero Diego Saikin. La maniobra de alunizaje que finalmente falló duró 20 minutos y la realizó la sonda en forma autónoma.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »