POLICIALES

9 de mayo de 2019

El brutal homicidio de Humberto Saracho podria estar esclarecido

Uno de los detenidos habría confesado el homicidio: “fuimos a robarle y él estaba ahí”

Aparentemente, se lo había dicho a la Policía cuando fue detenido ayer a la madrugada, junto a otro joven, quien sería su cómplice. El asesinato habría sucedido dos días después del Domingo de Pascua. El móvil, el robo. fuentes policiales vinculadas a la causa, quienes dejaron trascender que tras la detención concretada durante la tarde del martes y la madrugada de ayer, uno de los dos jóvenes arrestados habría reconocido el crimen ante la Policía. Si bien esos dichos no tienen valor judicial, ya que hoy recién serán indagados por la fiscal subrogante, Dra. Rodríguez, fueron considerados de gran valía para los investigadores. Es que según los dichos que trascendieron de la confesión, estos tendrían estrecha relación con otras pruebas encontradas en la escena por el personal policial, casi diez días después de ocurrido el homicidio.   Fuentes policiales consultadas informaron que durante la tarde noche del martes, la Policía local, colaborada por personal de Criminalística, llevaron a cabo distintos allanamientos en viviendas de zonas cercanas al puesto de Jumalo, donde vivía la víctima, Humberto Saracho y otros en las afueras de la ciudad de Andalgalá. Fue así que en dos de las viviendas allanadas, los investigadores habrían logrado secuestrar elementos, tales como prendas de vestir, que tendrían  importancia en el homicidio de Saracho, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado con un golpe en la cabeza el pasado jueves, en el puesto donde criaba sus animales.   Además del secuestro de distintas pruebas indiciarias, los investigadores arrestaron a dos jóvenes, uno de ellos de apellido Salvatierra.   Confesión   El mencionado, según la información policial, cuando fue llevado a la comisaría departamental donde pasó la noche, se habría quebrado y le habría contado a los uniformados cómo fue que mataron a Saracho y cuál habría sido el móvil.   De acuerdo a los trascendidos, el joven en cuestión habría recordado haber concurrido una vez, antes de la muerte de Saracho a su casa.   El sábado, previo a las Pascuas de Resurrección, Salvatierra y el otro arrestado, supuestamente, se dirigieron a bordo de una motocicleta al puesto de Saracho, donde aprovechándose de que este no se encontraba en el lugar, le sustrajeron uno de sus animales vacunos y se marcharon.   Al parecer, no conforme con ello, regresaron dos días después. Pero esta vez, la víctima estaba en su casa.   Al verse descubierto, siempre según los trascendidos de la confesión de Salvatierra, atacaron con una piedra o un palo -según la autopsia- en la cabeza, provocándole un traumatismo de cráneo con hundimiento del parietal derecho, lo que le provocó la muerte. Luego, se fueron.   Indagatoria   De ser cierta la versión que Salvatierra habría contado a la Policía ayer a la madrugada, cuando era llevado al calabozo, esta no tendría, en principio, ningún valor judicial ya que no habría sido realizada con las garantías del debido proceso, es decir, delante de la autoridad judicial que llevaba adelante la investigación como así tampoco que el declarante contaba al momento del hecho con un abogado defensor. Sin embargo, los investigadores son optimistas y presumen que el detenido repetirá sus dichos ante la fiscal subrogante, Dra. Rodriguez.   En cuanto al móvil, este sería el robo, hecho que fue reafirmado por los dichos del detenido, quien confesó, ya que las pruebas recogidas por los investigadores apuntaban a ello.   Por estos momentos, el personal idóneo trabaja en procura de reconstruir los momentos previos, durante y posteriores del violento asesinato de Saracho, de 64 años, quien vivía solo y se dedicaba a la crianza de animales.   El hecho   Cabe recordar que el pasado jueves, el cuerpo sin vida de Humberto Saracho fue hallado en su humilde vivienda. En el lugar donde fue encontrado el cuerpo, el que llevaba al momento de ser descubierto por la Policía diez días de fallecido, los investigadores hallaron también manchas de sangre. Horas después, la autopsia confirmó la sospecha. A Humberto Saracho lo habían asesinado de un certero golpe con un elemento contundente en la cabeza.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »