MUNDO

13 de septiembre de 2019

Un niño de 8 años se suicidó porque su abuelo le quitó el celular

Un niño de ocho años se suicidó en Ciudad de México, luego que su abuelo le quietara el teléfono para que compartiera un rato con la familia y conversara con ellos.

Un niño de ocho años se suicidó en Ciudad de México, luego que su abuelo le quietara el teléfono para que compartiera un rato con la familia y conversara con ellos.

El pequeño se enfureció y aseguró que no tenía ganas de hablar con ellos, por lo que se fue indignado hasta su pieza, lugar donde se habría asfixiado con los cordones de sus zapatillas.

Los familiares presente dejaron que el niño se fuera hasta su habitación, pensando que se trataría simplemente de un capricho que estaba haciendo.

Cuando su hermana fue a su pieza para ver cómo estaba y si ya se le había quitado el enojo, encontró al niño inconsciente. Rápidamente la familia lo trasladó al hospital, al cual llegó sin vida y con marcas en el cuello.

Según señalaron los antecedentes médicos, se habría afixiado con los cordones de una de sus zapatillas, las cuales enrolló en su cuello y las amarró a la cama, donde ejerció tanta presión que en dos minutos perdió la vida.

La familia aseguró en las entrevistas con las autoridades que el niño jamás presentó signos de depresión, ni arranques de ira, lo que les extrañó aún más que se suicidara.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »