INTERNACIONALES  11 de junio de 2018

Francia y Alemania criticaron a Trump y lo tildaron de "calentón"

Luego del desplante que el presidente de los Estados Unidos hizo al resto de los mandatarios en la cumbre del G7, Macron y Merkel lo acusaron de de "destruir la confianza" del bloque y actuar bajo "ataques de ira".

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller de Alemania, Ángela Merkel, acusaron al mandatario estadounidense, Donald Trump, de "destruir la confianza" y actuar bajo "ataques de ira" al retirar su apoyo al comunicado final de la cumbre del G7 y criticar a Canadá por su política comercial.

La cooperación internacional "no puede ser dictada por ataques de ira", dijo este domingo Macron, en alusión a la crítica vía Twitter de Trump contra la declaración final de la cumbre del G7, cuya redacción había demandado un trabajoso compromiso de los representantes de cada país, incluido EE. UU.

"Seamos serios y dignos de nuestro pueblo. Nos comprometemos y nos atenemos a ellos", afirmó Macron en una declaración del Palacio del Eliseo emitida por la cadena británica BBC.

Merkel, siempre directa y dura, calificó de "deprimente" la actitud de Trump. "Habíamos estado hablando seriamente de temas claves, habíamos llegado a un acuerdo y luego la forma cómo el presidente retiró su apoyo, a través de un tuit, fue como una ducha fría e incluso deprimente", señaló en la Primera Cadena de la Televisión Alemana (ARD).

Merkel reiteró que Europa tiene que tomar su destino en sus manos, en ocasiones junto con Japón y Canadá, ante un presidente de EE.UU. que tiene una agenda clara.

 

Macron, Merkel y Trump, en el centro de la escena (AFP).

Merkel, Trump, Trudeau y Macron, en la foto grupal (AFP).

Ambiente más relajado antes de que se generara la controversia (AFP).


Horas antes, el ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, manifestó el descontento con el accionar del mandatario estadounidense y lo acusó de "destruir muy rápidamente una buena porción de confianza".

"Ahora es aún más importante que Europa se mantenga unida y que defienda con más claridad sus intereses", agregó acerca de las críticas de Trump después de retirarse de imprevisto de la cumbre de potencias económicas.

En la rueda de prensa final del G7, el premier canadiense Justine Trudeau, remarcó que la cumbre había sido un éxito ya que hasta Estados Unidos se había adherido al comunicado final, lo que posteriormente Trump negó en mensajes por su cuenta de Twitter desde el avión presidencial. "Los canadienses somos educados y no seremos presionados", aclaró Trudeau.

En tono poco conciliador, el asesor económico de la Casa Blanca Larry Kudlow acusó a Canadá de apuñalar por la espalda a Estados Unidos durante la Cumbre del G7. "Realmente, de alguna manera, nos apuñaló por la espalda. Fue una traición", dijo durante una entrevista concedida este domingo al canal CNN.
En la misma línea, el asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, llegó a decir en una entrevista a la cadena Fox News que "existe un lugar en el infierno" para aquellos líderes internacionales que intenten practicar "diplomacia de mala fe" con el dirigente estadounidense, según recogió la agencia de noticias EFE.

"A mis amigos en Canadá les digo: ese fue el peor error de cálculo de un líder canadiense en la historia contemporánea de Canadá", agregó Navarro.
En las últimas semanas, los socios comerciales de Estados Unidos criticaron los nuevos aranceles sobre las importaciones de acero y aluminio impuestos por la administración Trump. En el comunicado final del sábado se apunta a aliviar esas tensiones abogando por un "sistema de comercio basado en reglas".

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »