DEL INTERIOR  8 de agosto de 2018

Se quemaron alrededor de 150 hectáreas en Capayán

El común denominador en los incendios forestales es la negligencia y la intencionalidad. Ayer se desataron tres focos ígneos en Capayán, Capital y FME, que requirieron un arduo trabajo de los brigadistas.

Cristian Velardez, de la Brigada de Lucha contra Incendios Forestales, detalló que en el caso del incendio desatado en los olivares de Capayán, se consumieron alrededor de 150 hectáreas.

Según sostuvo, la mayoría de los incendios se registran por negligencia. “Algunos sabemos que son intencionales para quemar algún tipo de basura o algún cañaveral”, señaló.


 
Asimismo advirtió que “ya estamos en temporada alta”, por lo cual se mantendrán en alerta por cualquier requerimiento de intervención.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »