SOCIEDAD  21 de agosto de 2015

¿Cómo reemplazar la cebolla en las comidas?

Hay que eliminar el concepto de una 'una receta lleva 10 ingredientes' y que si no tengo uno debo salir corriendo a la verdulería para comprarlo, entre las opciones para sustituir la cebolla se encuentra el puerro o la cebolla de verdeo.

Estos productos están al 50 por ciento de lo que cuesta la cebolla común y no tenés casi desperdicio. Entre que se paga 40 ó 50 pesos el kilo y entre lavarla y limpiarla se pierde de un 20 a un 30 por ciento del producto. En cambio, en la de verdeo o el puerro el desperdicio es solo raíz, un 5%".
En esta época del año se pueden hacer diferentes guisos sin cebollas. Se pueden hacer salsa con zanahoria, pimiento y tomate o con apio, ajo.


Para saborizar
Ajo y clavo de olor. El sabor será bastante similar y la textura del ajo es parecida a la de la cebolla, aunque en menor cantidad.


Cebolla deshidratada. Su precio se mantuvo estable y se consigue fácilmente. Es ideal para sopas, guisos y tortillas.


Sopa de cebolla. El polvo solo, sin disolver, aporta mucho sabor.


Cebolla de verdeo. En poca cantidad, sólo para aportar sabor, porque su precio también se triplicó.


Ciboulette. Es una aromática perenne con hojas cilíndricas que imitan muy bien el sabor de la cebolla. Ideal para cremas, salsas, sopas, quesos, omelletes, ensaladas y pescados.


Para estirar
Puerros. Tiene un sabor más suave que la cebolla y le da volumen a las preparaciones. Se puede usar la parte verde como la vulva blanca.


Ciboulette. Se asemeja al sabor de la cebolla y sirve para estirar cualquier preparación porque sus ramas son gruesas y largas. Se puede cultivar en casa, en una maceta.


Repollo blanco. Si bien no aporta sabor a cebolla, el repollo sirve para abultar las preparaciones. Es mejor emplearlo en aquellas preparaciones que requieren una cocción, así se funde en el conjunto.


Pimientos. Rojo, verde o amarillo. Cualquiera ayuda a estirar los platos. Aportan mucho sabor, aunque no imiten a la cebolla.


Cebolla de verdeo. En poca cantidad, porque su precio también se triplicó.


Manzana. La verde o la roja, bien rallada, para que pase inadvertida. No aporta mucho sabor, aunque sí el mismo dulzor que la cebolla.

 

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »