8 de febrero de 2016

La Carrera colmada en la última noche de Fray de Carnavales

La ruta provincial N° 41 a la altura de la plaza de la localidad se transformó en un corsódromo por donde desfilaron al son de tambores y cajas veinticinco murgas, batucadas y comparsas tradicionales que permitieron mostrar las distintas expresiones que convergen en esta celebración de la alegría.

Los Duendes del Carnaval, dueños de casa e iniciadores de esta tradición que en La Carreracomenzó a gestarse en 1997, fueron los encargados de abrir el desfile para dar paso luego a la comparsa centenaria Los Copleros de Pomán que, con sus trajes de emplumados y al son de sus cajas y coplas, se ganó el aplauso del público.

Desde temprano, la gente fue colmando las tribunas que se habían dispuesto a la vera de la ruta y después fue tomando ubicación de a pie para disfrutar de este espectáculo que comenzó con la actuación de la banda De Gira y el saludo del intendente de Fray Mamerto Esquiú, Guillermo Ferreyra, su gabinete, la reina del carnaval Gisele Ramírez y autoridades provinciales, entre las que se encontraban el ministro de Hacienda Ricardo Aredes, la secretaria de Cultura Patricia Saseta, la secretaria de Turismo Natalia Ponferrada, entre otros.

A las murgas Kimera Percusión y Dominó de La Tercena, Machaca Kids de La Carrera, Pisando Fuerte de Pirquitas, Corazón Abierto de Sierra Brava, Las Diablitas de San Antonio, se sumaron agrupaciones venidas de otros departamentos de la provincia como Ambato, Valle Viejo, Capayán y Capital.

Muchas notas de color tuvo la noche. No faltaron los personajes del carnaval tradicional como el diablo y el viejo que se la pasaron de enredo en enredo y arengando a la gente para dejar de lado las inhibiciones y animarse a celebrar. También se destacaron las murgas integradas por percusionistas y pasistas pertenecientes a distintas generaciones. Así abuelos, padres y nietos compartieron la alegría de festejar el carnaval.

Desde las tribunas, el público vivaba, capturaba escenas con sus teléfonos y se dejaba bañar de espuma y harina, como si no importara nada más, mientras un drone registraba desde el aire todo el evento.

Fue una verdadera fiesta la organizada por el Municipio de Fray Mamerto Esquiú junto a la comisión permanente de carnavales de La Carrera, con el apoyo de las áreas de Cultura y Turismo de la Provincia.

Para el cierre, y tras el paso de las 25 murgas y comparsas, se armó un baile popular rociado de espuma mientras en el cielo se sucedía una explosión de fuegos artificiales.

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »